Gracias al éxito de Maybach, Mercedes se convierte en principal rival de Rolls-Royce y Bentley

 |  @ClaveroD  | 

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas… a no ser que seas Maybach. La actual generación del Mercedes Clase S trajo consigo una sorpresa en forma de ambicioso plan para no sólo ser líder frente a Audi A8, Lexus LS y BMW Serie 7, sino subir un peldaño y codearse no solo con los Bentley Flying Spur y Rolls-Royce Ghost, sino también con los Bentley Mulsanne y Rolls-Royce Phantom. El truco estaba en hacer uso del emblema Maybach, pero no a través de un modelo diferenciado, sino mediante el clásico binomio chasis-carrocero bajo la denominación Mercedes-Maybach. Así, el Mercedes-Maybach Clase S no sólo vende, sino que vende mucho, teniendo además por delante la expansión del sello Maybach a más carrocerías.

Maybach ha encontrado su espacio en la gama Mercedes, y ese es fabricando los mejores y más lujosos Mercedes

Para poner en perspectiva lo que entendemos por rotundo éxito, desde Febrero de 2015 se han vendido más de 25.000 Mercedes-Maybach Clase S, lo que nos deja con 3 años donde se han vendido de media más de 8.300 unidades del Mercedes más lujoso y caro que se fabrica a día de hoy. Maybach no sólo ha encontrado su sitio, sino que su potencial parece estar aún por descubrir, pues sólo en 2017 ya consiguió hacerse con el 10% de las ventas del Mercedes Clase S en todo el mundo, cifra que sigue creciendo a través de las renovaciones recientemente producidas y el anuncio de más versiones.

Desde 2017 Mercedes tiene grandes planes para Maybach como ya ha demostrado con el lanzamiento del Mercedes-Maybach S 650 Cabrio o el Mercedes-Maybach G 650 Landaulet. El futuro de Maybach pasar por seguir acechando a Rolls-Royce y Bentley en todos y cada uno de los segmentos donde tienen presencia, tomando como base los modelos de Mercedes, pero creando una visión muy personalizada y exclusiva. A futuro, el gran proyecto de Mercedes-Maybach está en el nuevo gran SUV de la marca, la nueva generación del Mercedes GLS que buscará en su versión Maybach plantar cara al Bentley Bentayga y al Rolls-Royce Cullinan.

Solo hace falta echar la mirada atrás unos años para descubrir que el primer intento de resurigir el sello Maybach fue un absoluto fracaso, creando una marca independiente, pero con demasiados lazos con Mercedes como para convencer de la diferenciacia de la que presumían. Ahora esa idea se ha revisado para apostar por la clásica idea del carrocero, de esa identidad independiente que toma una base y reinventa su interior para crear algo nuevo y más exclusivo (Quizá os suene el binomio Mulliner y Bentley). Mercedes-Maybach ya tiene en un portfolio de 4 modelos, con el Mercedes-Maybach Pullman como mayor símbolo de distinción, pero con el serio objetivo de de crecer en ventas y carrocerías para dar vida a la principal alternativa de Rolls y Bentley.

Lee a continuación: Tan caro como 7 Clase S: este Mercedes-Maybach S 600 Pullman está a la venta, y sólo hay 6 fabricados

Es el tope de la gama Mercedes y también una referencia tecnológica mundial para la industria del automóvil. No es poco.

  • Pin Palote

    Quizá os suene el ¡¡¡bonimio!!! Mulliner y Bentley.
    XXXXXDDDDDD

    • David Clavero Domínguez

      Bien cazado el gazapo :-D

      Gracias por el aviso y por comentar jeje

  • Gilo

    Hay que relativizar tanto el éxito de los nuevos como el fracaso de los anteriores; los primeros Maybach creo que partían de 400.000 €, casi el triple de lo que cuesta hoy el más barato, además de la escasez de variantes que tuvieron (deberían haber lanzado el coupe, como hizo una firma independiente y es precioso).
    Los de ahota están muy bien, me gustan, pero no dejan de ser un Clase S con una plaquita y mejores acabados y cromados.