Toyota pasa página en el caso Pedalgate con más de 1.000 millones de euros en indemnizaciones

 |  @davidvillarreal  | 

Posiblemente estemos ante la llamada a revisión más cara de la historia, aunque curiosamente no es una llamada a revisión al uso y ni tan siquiera la marca involucrada ha reconocido – ni ha visto demostrada – su culpabilidad. De nuevo hablamos del misterioso caso de los pedales de Toyota, el famoso Pedalgate que estalló allá por el año 2009 tras varios supuestos accidentes e incidentes en los que aparentemente los conductores de diferentes modelos Toyota habían perdido el control de su vehículo cuando este había iniciado una aceleración descontrolada.

En una decisión sin precedentes y sin que exista la evidencia científica de lo que pudo suceder, pues muy probablemente confluyeron diversos y trágicos factores, Toyota ha decidido cerrar página no sin antes desembolsar algo más de 800 millones de euros, que según muchos analistas entre unas cosas y otras alcanzará probablemente los 1.000 millones de euros. Más allá del coste económico de la decisión, Toyota busca cerrar una herida abierta que sin duda alguna tuvo una muy negativa repercusión en su reputación tras lo que, en mi modesta opinión, llegó a ser casi un linchamiento público por parte de muchos fabricantes que en Estados Unidos vieron la oportunidad de oro para ganar terreno a uno de los líderes mundiales del sector del automóvil.

Compensación económica para todos los posibles afectados por el caso

Ni la NASA ni la NHTSA, la agencia de la seguridad en las carreteras estadounidenses, encontraron evidencias de fallo en los sistemas de Toyota.

Habrá compensación para los que no dudaron en deshacerse de su Toyota por el caso de los pedales, entre 2009 y 2010, incluso asumiendo un precio de venta inferior al lógico y razonable del mercado en aquellos días. Casi 190 millones de euros que desconocemos como se repartirán. Otro monto similar irá para compensar a los que no podrán recibir una sustitución con un equipo de frenos pensado para evitar cualquier ápice de “aceleración descontrolada”.

Para que entendamos como funcionan las cosas en Estados Unidos, esta compensación a los clientes será casi equivalente a los cientos de millones que recibirán, únicamente como parte de sus honorarios, los abogados de las víctimas y afectados que denunciaron a Toyota. En total más de 150 millones de euros para la abogacía.

Toyota también ha previsto un desembolso de más de 20 millones de euros para impartir programas de educación vial y mejorar sus programas de investigación y desarrollo en materia de tecnologías para la seguridad.

Cronología del caso pedalgate y la aceleración descontrolada de los Toyota

Fuente: Toyota | Autonews
Fotografías: Toyota Reino Unido
Más información: Toyota Economic Loss Settlement

Lee a continuación: El Ford Ka desaparecerá para centrar la atención en una nueva gama de SUV y crossover

  • Periodo negro para Toyota, que esperemos se recupere pronto.

  • J. Luis Manzanera.

    No es un asunto claro… hace un par de años salió la notícia que Toyota pagó mucho dinero a afectados particulares para que no los llevaran a juicio, así que sabían que algo habían hecho mal.

    Un familiar es mecánico de Toyota y no recomienda a nadie sus motores diesel, así que para mí es evidente que llevan unos años de mal en peor en fiabilidad y errores de fabricación que dan lugar a innumerables llamadas a revisión…