Por qué deberías (o no) comprar un diésel micro-híbrido

Hemos de reconocer que, para cualquier comprador que no esté familiarizado con la técnica de los automóviles modernos, pueden resultar muy confusos términos como híbrido y micro-híbrido. Pero con unas nociones mínimas debería resultarnos muy sencillo hablar de la idea del diésel micro-híbrido, semi-híbrido, o mild hybrid, sobre todo por el hecho de que apenas existan, en el mercado del coche nuevo, otro tipo de híbridos que utilicen un motor diésel. ¿Pero por qué deberías (o no) comprar un diésel micro-híbrido?

Comprar un diésel micro-híbrido

En los últimos meses han proliferado los micro-híbridos, coches con motor de combustión interna, con sistemas menos complejos que los híbridos tradicionales, pero con motores eléctricos de apoyo, baterías con cierta capacidad de acumulación de energía e instalaciones de 24 y, sobre todo, 48 voltios.

Los fabricantes defienden esta tecnología por conseguir que el apoyo del motor eléctrico reduzca la carga sobre el motor de combustión interna y, por lo tanto, consumos y emisiones; por hacer un mejor aprovechamiento de energía, por su capacidad de regeneración; por mejorar las prestaciones del motor de combustión interna, por ese empuje extra del motor eléctrico; e incluso por permitir que, en ciertas circunstancias, el motor de combustión interna pueda apagarse por completo para «llanear».

En los últimos meses han llegado al mercado numerosos coches con tecnología micro-híbrida y en los próximos años se espera que lleguen muchos coches micro-híbridos, y también muchos diésel con tecnología micro-híbrida

En este vídeo os hablamos de micro-híbridos como alternativa al diésel.

Las ventajas del diésel micro-híbrido

Es cierto que los micro-híbridos cuentan con una ventaja de base, su eficiencia y, por lo tanto, su consumo, debería ser mejor que en un coche con el mismo motor de combustión interna que no utilice este sistema. En la mayoría de los casos la diferencia es de unas décimas de litro cada cien kilómetros.

Pero la gran ventaja de un micro-híbrido reside, sobre todo, en el tratamiento legal de este tipo de automóviles. En España, por ejemplo, los diésel micro-híbridos cuentan con etiqueta ECO. La etiqueta ECO aporta bastantes ventajas, por ejemplo acceder a áreas restringidas al tráfico como Madrid Central. Un diésel o un gasolina moderno, sin micro-hibridación, recibe una etiqueta menos favorable, la etiqueta C.

En cualquier caso, y en tanto diésel, los micro-híbridos diésel siguen contando con algunas desventajas de los coches modernos con motor de gasóleo. Al emplear los mismos sistemas anti-contaminación que los diésel sin micro-hibridación, estos tendrán la misma propensión a averías que cualquier diésel moderno.

En esta prueba comparamos un híbrido completo de gasolina (Toyota RAV4) con un micro-híbrido diésel, el Hyundai Tucson 48v.

La oferta de coches diésel y micro-híbridos

Actualmente son pocos los diésel micro-híbridos del mercado, sobre todo en coches para todos los públicos, y para todos los bolsillos. Esta tecnología está proliferando, sobre todo, en coches de marcas premium, y poco a poco va introduciéndose en modelos más populares. En los próximos años la oferta de micro-híbridos crecerá notablemente y, por extensión, la oferta de diésel micro-híbridos.

El nuevo Ford Kuga contará con motor diésel micro-híbrido, siguiendo los pasos del Hyundai Tucson y el KIA Sportage. El nuevo Range Rover Evoque también dispone de diésel micro-híbrido, como está sucediendo con algunos productos de Audi.

El nuevo Ford Kuga estrena un motor diésel micro-híbrido de 150 CV, con instalación de 48 voltios.

En definitiva, la elección de un diésel micro-híbrido ha de seguir respondiendo a la misma pregunta que requiere la elección de un diésel, ¿necesito un coche para recorrer decenas de miles de kilómetros al año? En cualquier otro caso siguen existiendo opciones aún mejores, como un híbrido completo – utilizamos esta denominación para acentuar la diferenciación con los micro-híbridos – o incluso un micro-híbrido de gasolina.

Ver todos los comentarios 3
  • ThePgR777 .

    Tendría que costar el «extra» de la microhibridación 0€ al consumidor, o que usen las ayudas a los eléctricos en eso. Si lo llevaran todos los coches fabricados bajaría un montón la contaminación y el coste no sería tan grande. Pero está claro que lo que buscan los gobiernos no es bajar la contaminación a costa de recaudar menos impuestos.

    • Jpd45

      A mi forma de entender pienso que las ayudas a este tipo de vehículos perpetúan el modelo de negocio actual basado en el petróleo y no aporta nada en pos de la electrificacion del parque automóvil que es lo que realmente conseguirás en un futuro una mejora medioambiental que sería lo que debería de tener en cuenta la etiqueta eco y las ayudas para la venta de vehículos ecológicos

  • Jpd45

    No entiendo cómo podría bajar tanto la contaminación reduciendo una o dos décimas de litros a los 100 kilómetros que es lo que realmente consigue cualquier microhibridacion. Por contra sí aumenta la complejidad técnica del motor las averías y el coste de adquisición por lo que en la práctica la única ventaja es la etiqueta eco que en la realidad no debería de ser otorgada ya que los consumos y por ende la contaminación es prácticamente la misma que un díesel equivalente