CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

7 MIN

10 coches irrepetibles que no podrás comprar en muy pocos años

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 20 Dic 2021
Toyota Gr86 2022 1121 02
Toyota Gr86 2022 1121 02

El mundo de los coches está cambiando, y lo está haciendo muy rápidamente. Demasiado rápidamente. Las normativas de emisiones medias de flota, el advenimiento en 2025 de una Euro7 realmente severa y la presión para que los fabricantes lancen coches de cero emisiones es una terrible tormenta perfecta. Una tormenta perfecta que se va a llevar por delante a una gran parte de los coches que nos apasionan y com los que soñamos. Queda poco tiempo, pero aun no está todo perdido: en muy pocos años no podrás comprar ninguno de estos 10 coches.

1) Mazda MX-5

El estándar de oro de los coches pasionales y puristas. El Mazda MX-5 es un sencillo y ligero roadster de propulsión trasera, equipado con un motor atmosférico de cuatro cilindros y caja de cambios manual. Por el momento, su cuarta generación sobrevive gracias a sus ventas modestas - no suponen un gran impacto en la media de emisiones de Mazda - y su relativa eficiencia en el consumo de combustible. Su quinta generación está en desarrollo, pero nadie sabe aún si retendrá su carácter: la sobrealimentación y la electrificación están sobre la mesa.

Es uno de los coches más puristas del mercado. Una experiencia analógica de las que no quedan.

2) Toyota GR86

El Toyota GR86 tiene los mismos ingredientes que el Mazda MX-5, pero en este caso, con una carrocería coupé de dos puertas. Hay que celebrar que en 2021 se ponga a la venta un coche tan apasionante, pero Toyota ya ha afirmado que la alegría va a durar poco tiempo. El Toyota GR86 estará a la venta en Europa solo durante dos años. Tras estos dos años, la durísima normativa anticontaminación Euro 7 se lo llevará por delante. Aunque en otros mercados seguirá vendiéndose, si quieres estrenar un GR86, tendrás sólamente dos años. Date mucha prisa.

Su motor 2.4 bóxer de cuatro cilindros es un delicioso atmosférico de 230 CV.
109
FOTOS
VER TODASVER TODAS

3) Ford Fiesta ST

Mi utilitario deportivo favorito, he de reconocerlo. Me parece uno de los coches más divertidos del mercado, llevando a su última expresión lo que debería ser un hot hatch: un coche con el que cualquier trayecto diario debería ser hilarante. Diferencial autoblocante, cambio manual, 200 CV, menos de 1.300 kilos... una fórmula que está en peligro claro de extinción. Mucho me temo que el Ford Fiesta ST morirá con la actual generación del Ford Fiesta, y correrá el mismo destino que el resto de utilitarios deportivos: electrificarse al completo, o desaparecer.

La receta que conocemos del utilitario deportivo moderno tiene fecha de caducidad: 2025.

4) Renault Mégane RS

El cuarto coche de esta lista es el Renault Mégane RS, pero bien podría haber sido otro de los pocos compactos deportivos generalistas que quedan a la venta. Al igual que ha ocurrido con los Opel Astra o Peugeot 308, el próximo Renault Mégane no tendrá una versión deportiva, pues es 100% eléctrico. Sin embargo, el caso del Renault Mégane RS es especialmente doloroso: será el último coche firmado por la verdadera Renault Sport. La legendaria división de coches deportivos de Renault ya está exclusivamente orientada al desarrollo de vehículos eléctricos.

Es el último Renault deportivo de combustión interna. Piénsalo bien.

5) Honda Civic Type R

El actual Honda Civic Type R es para muchos el mejor compacto deportivo del mercado. No solo tiene un chasis sensacional, cambio manual y 320 CV, es capaz de compatibilizar un uso diario con un rendimiento excepcional en tramos o circuito. La undécima generación del Honda Civic acaba de ser presentada y sabemos que habrá un Honda Civic Type R, mejorando la receta del actual Type R. Lo que no está en absoluto claro es que ese meteórico Type R vaya a llegar a un mercado europeo asolado por la necesidad de reducir las emisiones medias de flota.

El Honda Civic Type R sigue vivo. Lo que no está claro es si seguirá vivo en Europa.

6) Ford Mustang GT

No hace falta ser un experto en la industria del automóvil para tener la certeza de que un coupé deportivo con motor V8 atmosférico, cambio manual y propulsión trasera tiene los días contados en el mercado de coches nuevos europeo. La fórmula del Ford Mustang GT es única, y es uno de esos coches que será un futuro clásico. Ni siquiera está claro que la próxima generación del Ford Mustang vaya a conservar la receta del actual muscle car en Estados Unidos. Si quieres un deportivo americano de los de verdad, debes saber que ese tren está a punto de salir.

La receta del actual Ford Mustang GT tiene los días contados. Ojalá me estuviera equivocando.

7) Mercedes-AMG E 63 4MATIC+

He ejemplificado este punto la berlina más deportiva de Mercedes, pero bien podría haberlo hecho con su alternativa en BMW o Audi. La realidad es que esta será la última generación de berlinas deportivas a la vieja usanza de la que podremos disfrutar. El futuro, y Mercedes ya lo ha dejado muy claro con el anticipo de un Mercedes-AMG C 63 enchufable, pasa por la electrificación completa, el downsizing, las baterías y los motores de cuatro cilindros. Seguirá habiendo berlinas deportivas, pero su fórmula no tendrá la misma pureza o filosofía.

El futuro de las berlinas deportivas pasa por la electrificación, los híbridos enchufables y un mayor encarecimiento.

8) Audi R8

Al Audi R8 siempre le ha pesado la "marquitis". Aun siendo un fantástico superdeportivo, compatible con el día a día, y dotado de una espectacular mecánica de diez cilindros atmosféricos, siempre ha estado por detrás de rivales directos como el Lamborghini Huracán o el Ferrari F8 Tributo, tanto en ventas como en percepción de los clientes. El Audi R8 es un grandísimo coche que ha pasado, comercialmente, demasiado desapercibido. Aunque hemos podido disfrutar de dos generaciones del R8, su próxima generación cambiará radicalmente: será eléctrica.

Solo un V12 atmosférico suena mejor que el delicioso motor 5.2 V10 atmosférico del Audi R8.

9) Porsche 718 Cayman GT4/GT4 RS

Uno de los deportivos más deliciosos del mercado, sin lugar alguno a dudas. En Diariomotor hemos podido catar la versión GT4 del Porsche 718 Cayman, y tenemos muy claro que su equilibrio dinámico, su tactilidad y la respuesta de su motor bóxer atmosférico son atributos casi únicos a este deportivo de motor central. Su versión RS es ya la guinda del pastel, gracias a la mecánica del Porsche 911 GT3. Si estábais pensando en haceros con un GT4, daos prisa: la próxima generación de los Porsche 718 Boxster y 718 Cayman será 100% eléctrica.

Ningún coche eléctrico igualará jamás en emoción pura a un GT4 o GT4 RS. Me niego a creerlo.

10) Nissan GT-R

El Nissan GT-R, apodado Godzilla por su carácter de matagigantes, es un coche muy especial. Es uno de los coches más anacrónicos del mercado: lleva a la venta desde el año 2008, y desde entonces no ha dejado de sufrir modificaciones y mejoras que han elevado su precio, pero han permitido que mantenga a raya a supercoches de precio muy superior. Su tacto es más analógico que el de sus rivales, y sigue siendo muy fácil de potenciar y mejorar. Pero no cuesta ver que sus días están contados tras 13 años a la venta. Y su futuro es completamente incierto.

Se rumorea un futuro GT-R híbrido o eléctrico. Un GT-R muy diferente, que romperá con la tradición de Godzilla.

Vídeo destacado del Toyota GR86