Peugeot 508 2018: todo sobre la berlina “coupé” que quiere el trono de Opel Insignia y Volkswagen Passat

 |  @ClaveroD  | 

El mercado de las berlinas medias da la bienvenida al nuevo Peugeot 508, una reinvención del concepto berlina que apuesta por un aire más “coupé” para llevar a Peugeot a la lucha por las primeras posiciones que se reparten Opel Insignia y Volkswagen Passat. El Peugeot 508 2018 nos descubre todos sus detalles, mostrándonos su aspecto final y detallando cómo pretende luchar con el resto de competidores a base de equipamiento, tecnología y motores de última generación. Así es la reinvención de la berlina según Peugeot, así es el nuevo Peugeot 508 2018.

El Peugeot 508 2018 es una revolución en la marca y en su segmento, aunque la competencia es dura y no se lo pondrán nada fácil

Diseño del Peugeot 508

Tras la filtración de las primeras imágenes del Peugeot 508 2018 son pocas las sorpresas que nos descubre su exterior. El diseño del nuevo Peugeot 508 2018 es a todas luces su principal y más importante novedad. Partiendo de los trazos maestros del prototopo Peugeot Instinct y el Peugeot Exalt, la firma francesa ha decidido reinventar su berlina para ofrecer algo realmente nuevo en el segmento. Hablamos de una berlina, sí, pero también hablamos de un diseño que integra una estética con claros tintes coupé tal y como se aprecia en la caída del techo hacia el maletero, a sus proporciona más bajas y anchas y al uso de ventanas sin marcos para todas las puertas.

El nuevo Peugeot 508 2018 no ha ido tan lejos en cuanto a diseño como podría ser un Mercedes CLA, pero sí que ha querido quedarse a medio camino tal y como defiende un BMW Serie 4. Este diseño es inédito entre las marcas generalistas y pretende ser el gran reclamo del 508.

Peugeot defiende que el diseño de su nuevo Peugeot 508 es también un homenaje al antiguo Peugeot 504 y 504 Coupé.

En el interior el salto generacional también se puede resumir como revolución. Aunque a grandes rasgos el diseño y disposición de mandos del habitáculo nos recuerden a Peugeot 3008 y Peugeot 5008, el nuevo 508 2018 busca un ambiente interior más exclusivo y deportivo con un puesto de conducción centrado en el conducto, el diseño i-Cockpit como principal protagonista, cuadro de instrumentos digital con pantalla de 12,3″ y una interfaz de infoentretenimiento con 10 pulgadas que recoge el grueso de las funciones del vehículo para prácticamente eliminar los mandos físicos en salpicadero y consola.

Este diseño del salpicadero y los controles no solo ha sido heredado de otros productos de la casa, sino sobre todo del prototipo Peugeot Exalt.

Equipamiento y motores del nuevo 508

El nuevo Peugeot 508 estará disponible con motores diésel y gasolina de entre 130 y 225 CV de potencia que se articulan de la siguiente forma.

Motores de gasolina del Peugeot 508:

* PureTech 180 S&S EAT8
* PureTech 225 S&S EAT8 (en versión GT solo)

Motores diésel del Peugeot 508:

* BlueHDi 130 S&S manual
* BlueHDi 130 S&S EAT8
* BlueHDi 160 S&S EAT8
* BlueHDi 180 S&S EAT8

Los enemigos del Peugeot 508 2018: Opel Insignia y Volkswagen Passat

Opel Insignia y Volkswagen Passat son los reyes indiscutibles del segmento D. Las ventas de ambas berlinas las convierten en el objetivo del nuevo Peugeot 508 que pretende escalar hasta las primeras posiciones gracias a su revolucionaria receta. Peugeot ha conferido al 508 no sólo estética deportiva, sino tecnología y equipamiento para intentar luchar en esta dura batalla.

El reposicionamiento del Peugeot 508 hacia un perfil más deportivo nos hace dejar a un lado a otras berlinas de éxito comercial como Skoda Octavia y Ford Mondeo, encontrando a rivales como Mazda 6 o incluso el Alfa Romeo Giulia que defienden la estética y las sensaciones al volante por encima de otros valores. Pero de entre todas las alternativas es el Opel Insignia el que indudablemente se presenta como el rival a batir para el nuevo Peugeot 508 2018, no sólo por haber sido el más vendido en 2017, sino por haber sido renovado recientemente y por haber conseguido poner en el mercado una berlina de estética deportiva, con amplias posibilidades de equipamiento y con un nivel de calidad bastante notable. Además, y a la espera de conocer cómo será la puesta a punto de los Peugeot 508 GT o 508 GTi, el Opel Insignia GSI ha conseguido convertirse en la berlina deportiva de referencia entre los fabricantes generalistas.

Más imágenes del nuevo Peugeot 508:

Lee a continuación: Las primeras imágenes del Peugeot 508 se filtran y, sin duda, promete mucho

El Passat es una de las referencias del segmento por calidad de acabados y gama de propulsores. Sus alternativas más próximas son el Ford Mondeo y el Opel Insignia.

Ver todos los comentarios 14
  • nombre

    No se, tengo un dilema, no se si me gusta el interior o no? no es demasiado barroco? cansará a los tres meses? no estamos ya en una época de minimalismo? no seria lo suyo interiores mas del estilo de volvo?

    • Germán Medina Pérez

      Precisamente es lo que mas me gusta, tiene personalidad. Nada de soluciones “germánicas”. Los de los Volvo no me desagradan pero los siento algo pensados en un público mayor.

  • PaulMichaelSpiniakSchaefer

    Hay algo en el 508 que me gusta, creo que podría ser un poco más transgresor pero está bien, me gustó, PERO el Insignia es muy cool, Opel ha hecho cosas muy geniales.

  • Rest

    Pero pero pero pero pero…¿¡pero oyes, esto qué es!? Qué buen trabajo, por favor.

    Deportividad, agresividad y personalidad. Estos tres pilares han sido conjugados con una exquisitez extraordinaria, en una etapa en la cual los últimos diseños no es que me estén volviendo loco precisamente. Empezó el Stinger así así…y ahora lo aborrezco. El Insignia ya me aburre. El Talismán y el Superb algo me dice que irán en caída libre…..y el Giulia es el único que se salva. Ninguno, excepto el último y el 508, me ha convencido tanto en esa que llamamos “primera impresion”.

    El frontal despierta unos aires de mosqueo amenazante muy en la onda de su [*]tatarabuelo, convenientemente puesto al día tridimensionado y esculpido con sagacidad de la buena. De sus faros, en vez de luz parecen desprender adrenalina, y como de un buen gran felino esperamos, se arma de buenos piños diurnos para la ocasión. No parece inmutarlo ni suavizarlo los nervios que estiran y dotan de vida todo el lateral hasta el cuarto trasero, cuarto trasero del que se adueña sin piedad las riendas que nacen de la, seguro, polarizante zaga: plana, ancha y rebosante de carácter, alberga no solo estrechos pilotos sugerentes de perspicacia y respeto, también, y para mi asombro, presenta, con visera aleronada, esa quinta puerta de sedán. Claro, adquiere su sentido una vez te persuade el nivel de longitud y horizontalidad de la luneta, que no es para tomársela a broma. También, interpreto, renegó en su momento hacer labor de furgoneta.

    El interior sigue el patrón que tan buenos resultados está dando al resto de la familia. Pretende desbancarse de lo estrictamente correcto y lo consigue, con receta de sofisticación y a base promover creatividad en aras de asegurarse fresco de aquí a unos años. Es todito un acierto, desde el cuadro, consola, volante y asientos, hasta los tiradores, teclas, aireadores y demás elementos.

    Yo quiero uno. Peugeot, apúntate un 10.

    [*]Para ser sincero, he de admitir que desconocía el guiño hacia su geanológico ascendente, el 504. Pero en cambio, confesieso que, a la primera, sí atrapé matices nostálgicos cuando se colaron en mi subconsciente.

  • X 2.0

    Buen diseño, muy deportivo, y han rescatado elementos y formas de modelos antiguos, todo una seña de identidad. Lo único que no me convence es el plástico del portón trasero, creo que esos mismos pilotos, individuales, quedarían mejor.

    El interior lo veo muy elegante, sencillo y bien organizado. Esta berlina promete.

  • Jose

    Ya lo he dicho mas de una vez, no recuerdo si en este foro en concreto, pero Peugeot podría tener a día de hoy las lineas mas bellas de toda la producción mundial a poco que hubieran continuado con las excelentes bases labradas durante años. El último modelo que cumplía con esto, era aquel 406 y su versión coupe diseñados por Pininfarina. A partir de ahí, se empeñaron en realizar verdaderos “truños” de un barroquismo infumable, sin ninguna personalidad y muy lejos de la belleza potencial que se intuía. Creo que con el lanzamiento del actual 308, se hizo un giro de diseño notable que este 508 confirma. Esperemos que sigan así………

    • Txesz

      Yo extendería la buena línea de diseño hasta el 206.

      Los 607 y 307 ya marcan un cambio un tanto estridente. Y es el 407 el que tira la casa por la ventana, con un diseño que si bien amí me gustó muchísimo al principio, me “cansó” muy pronto.

      • Jose

        No se que decirte con el 206…. ya se veían ciertas “tendencias” que acabaron donde acabaron. Sinceramente, y mira lo que te digo, casi me quedo antes con un 205 …Ya me gustaría a mi tener un GTI en el garaje, por ejemplo.

        • Txesz

          Para mi el 206 aun tiene ese aire clásico e intemporal de Peugeot y tal vez por eso sus líneas me parecen todavía vigentes, como las del 306 o el 406. Y no sólo es su versiones tope, sino también en las más populares. Y eso me sucede igualmente con el 205.

          Ahora, entre un 205 GTi y un 206 RC (no confundir con el GT), pues… me conformo con el peor XD.

  • emjpshyco

    PRECIOSO. La parte más floja del coche para mí es el frontal, le sobran las “lágrimas”, pero aún así no es fea. Creo que es el primer Peugeot cuyo diseño me enamora, por dentro y por fuera. Así sí se hacen berlinas.

  • Jose Francisco Del

    El Peugeot 508 ha mejorado muchísimo en todo, carrocería,chasis, suspensión tecnología,motores,caja de cambio automática etc.Va ser una berlina deportiva muy a tener en cuenta.De todas las que hay en el mercado: VW Arteon,RenaultTalismán,Hyundai I40,Ford Mondeo y un sin fin de marcas más que hay,me quedo con el Opel Insignia GSI me gusta mucho más por todo lo que tiene,chasis deportivo, tracción 4×4,carrocería muy resistente,más motor 260cv,On Star y más cosas que tiene.

  • IGC

    Me encanta el interior y la trasera. El lateral y la delantera muy mejorables. Una lástima porque se ha quedado cerca de ser una berlina redonda a nivel estético. A nivel de equipamiento, tecnología y acabados se que estará muy alto como otros modelos de Peugeot.

  • javi

    he de confesar que ha sido un amor a primera vista, esas líneas afiladas, ese color rojo,…, pero al llegar al interior y ver la instrumentación por encima del volante me he dicho se lo han cargado, y es que esta distribución del cuadro o la amas o la odias como es mi caso, pues me gusta conducir con el volante mas bien alto y que los relojes (a ser posible analógicos) se vean a través del aro.

  • joel david riobueno herrera

    Ya basta de tanto SUV/Crossover y este 508 es prueba de que hay publico para las berlinas por un buen rato. Me gusta por dentro y por fuera, aunque me desagradan un poco las “lagrimas led” frontales, el resto lo compensa.