CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

6 MIN

Estos son los últimos seis coches utilitarios deportivos a la venta (y tienen los días contados)

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 23 Dic 2021
Toyota Gr Yaris Prueba 67
Toyota Gr Yaris Prueba 67

La presión por electrificar las gamas de los fabricantes de coches, y la necesidad de reducir al máximo las emisiones de dióxido de carbono de los nuevos coches son el principal motor del cambio que está sufriendo la industria del automóvil. En muy pocos años todos los coches nuevos estarán fuertemente electrificados, y esto supone el fin de muchos otros coches tradicionales. Entre ellos, los coches deportivos asequibles, ineficientes y divertidos, pero inmorales a los ojos de los estados y gran parte de la sociedad. Los coches que nos gustan, si os somos completamente sinceros.

Entendemos que el futuro es de los coches de cero emisiones, pero no compartimos el fin acelerado de los utilitarios deportivos. Con todo, lo entendemos: a las marcas les es difícil justificar su comercialización, subiendo la media de emisiones, haciendo desarrollos específicos y pagando multas a Europa, para enfrentarse a un mercado de ventas decrecientes que se ha lanzado en brazos de los SUV. Aunque los hot hatches están heridos de muerte, aun es posible comprar estos seis utilitarios deportivos, que pondrán una sonrisa indeleble en tu cara. Aun estás a tiempo de disfrutar.

1) Ford Fiesta ST

El coche que no podía faltar en mi lista, y el que considero el utilitario deportivo más divertido del momento. Su motor 1.5 EcoBoost de tres cilindros y 200 CV es razonablemente eficiente, y asociado a un cambio manual, un autoblocante mecánico Quaife y una plataforma ágil, se convierte en una máquina de generar sonrisas sin igual. Sigue estando disponible en carrocería de tres puertas, incluso tras el lavado de cara del Ford Fiesta, y sigue sin ofrecer un cambio manual. Filosofía de la vieja escuela, pero en un paquete práctico, relativamente discreto y muy compatible con el día a día.

Cualquier trayecto diario puede ser apasionante y divertidísimo en un coche como el Ford Fiesta ST Mk8.
20
FOTOS
VER TODASVER TODAS

2) Hyundai i20 N

El Hyundai i20 N ha sido el último hot hatch en entrar al ruedo. La receta es muy similar a la del Fiesta: un motor 1.6 T-GDi de cuatro cilindros y 204 CV, caja de cambios manual y diferencial autoblocante, aun contando con una carrocería algo más práctica de cinco puertas. Del Hyundai i20 N hablan maravillas de su plataforma, pero puede que no sea tan "hooligan" como el Ford Fiesta ST. Con todo, hay que reconocer que su estética es una de las más personales del segmento: es llamativo hasta decir basta y esto es un arma de doble fila. Con todo, se agradece enormemente la entrada de Hyundai en el segmento.

Hace 15 años hubiera sido el furor del mercado gracias a su estética tan agresiva y macarra. O te gusta, o lo odias, pero tiene personalidad.

3) Volkswagen Polo GTI

Posiblemente te habías olvidado del Volkswagen Polo más deportivo. Y es que el Polo GTI siempre ha pecado de ser un coche demasiado discreto, demasiado racional y demasiado coherente. Volkswagen ha sido tímida en su comercialización, solo lo vendió con cambio manual durante unos meses, y todos los que lo hemos probado coincidimos en que su comportamiento es demasiado neutro y demasiado equilibrado. Con un motor 2.0 TSI de 207 CV es un coche rápido y muy ágil, además de sensato y práctico, pero quizá ha tratado de complacer demasiado a sus progenitores. Le falta rebeldía y contestación.

Demasiado sensato y demasiado racional. Este utilitario deportivo necesita tomarse menos en serio a sí mismo.

4) Toyota GR Yaris

El Toyota GR Yaris no podía no estar en esta lista. Es uno de los coches más especiales de los últimos años, un utilitario deportivo que es a la vez un homologation special y que marca la vuelta de Toyota a uno de sus feudos más históricos. Su sistema de tracción total GR-Four, sus dos diferenciales Torsen opcionales y su motor de 1,6 litros y 261 CV lo convierten en un cóctel explosivo, efectivo y purista, ya que solo está disponible con cambio manual y la practicidad brilla por su ausencia. No obstante, hay que reconocer que es un coche caro, y tampoco tan rabioso ni "despendolado" como un Ford Fiesta ST.

Podemos considerarlo un "Lancer Evo" en miniatura. La efectividad prima sobre otras cualidades.

5) MINI Cooper S/JCW

La alternativa más "pija" - o exclusiva, como quieras llamarlo - del segmento es el MINI de tres o cinco puertas. El utilitario inglés está disponible en dos sabores deportivos, el MINI Cooper S de 178 CV y el MINI John Cooper Works de 231 CV, ambos equipados con un motor turbo595 de dos litros y cuatro cilindros, aunque además de los cambios manuales, solo el MINI Cooper S puede encargarse con un cambio de doble embrague, siendo de convertidor de par la alternativa automática del JCW. Son coches premium de alta calidad interior y precio acorde, además de tener un comportamiento dinámico bastante equilibrado y sensato.

No incluimos al MINI GP en esta lista. Su producción limitada ya ha terminado y no se puede comprar nuevo.

6) Abarth 595

Quizá habías olvidado que los Abarth 595 seguían existiendo, y no podemos culparte. Pero siguen al pie del cañón, y en mi opinión, son coches con una personalidad muy marcada y un carácter realmente imperfecto. Su postura de conducción no es en absoluto deportiva, el tacto de su caja de cambios es muy mejorable y su componente práctico es inexistente, pero todos sus defectos y carencias les dan una personalidad adictiva. Además, tiene grandes posibilidades de personalización y elementos realmente exclusivos como el escape Record Monza, cuyo sonido es realmente digno de un superdeportivo con todas las de la ley.

Está disponible en versiones de 145 CV, 165 CV y 180 CV. Nos quedamos con estas últimas, claro está.

Bola extra: Suzuki Swift Sport, Audi A1 40 TFSI

Hay otros dos utilitarios "deportivos" a la venta. Por una parte, un Suzuki Swift Sport, que si bien cuenta con un bastidor y un posicionamiento abiertamente hot hatch, está lastrado por un motor de nula personalidad, bajo régimen de giro y prestaciones muy discretas - antes, gozaba de un puntiagudo atmosférico de 1,6 litros. Por otra parte, está el Audi A1 40 TFSI, equipado con un mtoor 2.0 TFSI de gasolina y 207 CV de potencia. Aunque por prestaciones podría ser un utilitario deportivo, ni su puesta a punto ni su posicionamiento están enfocados a ese perfil de cliente. Es la versión potente de un utilitario premium, eso es todo.