carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Salón de París será un punto de referencia para los modelos menos consumidores de las principales marcas. La marca sueca Volvo tiene preparada su particular línea de nuevos productos al respecto, denominada DRIVe. Con esta insignia se definen inicialmente a las nuevas versiones del compacto “C30”, la berlina S40 y el familiar V50.

El terceto equipa unos perfectamente funcionales motores turbodiésel de 1.6 litros de 109 CV. Las mejoras aplicadas a este motor provienen de la optimización de la programación, del afinamiento de la dirección asistida y del cambio del aceite de la transmisión por uno de menor fricción, además de alterar sensiblmente las relaciones tercera, cuarta y quinta.

Consigue el mejor precio para el seguro del Volvo S40

En lo que se refiere a avances dinámicos, todos estos modelos y los futuros contarán con una reducción de altura de 1 cm, manteniendo el confort igualmente, así como un deflector situado por detrás de la calandra hacia el interior y deflectores por delante de las ruedas anteriores. Las llantas son especiales, en 15 o 16” de diámetro, y consiguen reducir la resistencia aerodinámica en casi un 15%.

Los neumáticos de baja resistencia al rodamiento Michelin. Particularmente, el C30 recibe unos nuevos paneles de la carrocería, un spoiler y una defensa traseros diferenciados. Tanto S40 como V50 reciben una novedosa prominencia delantera. El último punto trabajado, típico de otras líneas como la Bluemotion, es el indicador, situado en la consola del conductor, que muestra la marcha más eficiente en cada momento.

Los resultados son notables. El Volvo C30 DRIVe por su parte ofrece un consumo de 4.4 litros cada 100 km y una emisión de CO2 de 115 gr/km. Tanto el S40 como V50 DRIVe sustentan un gasto de carburante de 4.5 l/100 km y una cantidad mínima de emisión de CO2 de 118 gr/km.


Continuar leyendo