Mattias Ekström suma su segunda victoria consecutiva y oposita al título

 |  @fernischumi  | 

A pesar de que en un principio teníamos claro que la coincidencia en los calendarios de DTM y World RX iba a pasar cierta factura a Mattias Ekström, los resultados cosechados por el sueco en este inicio de temporada le han puesto como un serio candidato al título de Campeón del Mundo, incluso por delante de otros grandes nombres como Petter Solberg y Sébastien Loeb. Hoy, la segunda victoria consecutiva cosechada en Mettet, Bélgica, justo por delante de los dos campeones del WRC le han permitido colocarse como nuevo líder.

Y es que a pesar de la gran Q1 realizada por Sébastien Loeb (primera manga ganada por el alsaciano en el Mundial), Ekström volvía a juntar un fin de semana espectacular, escapando de los problemas de la estrecha primera curva de la pista belga y siguiendo siempre una estrategia con la Joker Lap clara: tirar durante toda la prueba y tomarla en la recta final de cada carrera. Mattias confiaba en su ritmo, en su capacidad de rodar rápido con aire limpio y en su corto tiempo de reacción.

En la Q2 Loeb perdería su liderato al pasarse en la entrada a la joker lap. Tras ello, el francés reaccionaba, tratando de defender su segunda plaza respecto a Johan Kristoffersson en la estrecha chicane de neumáticos, algo que terminaba con el Peugeot 208 WRX de Sébastien a dos ruedas y cediendo una buena cantidad de puntos que le relegaban a ser segundo al final del primer día.

Si podemos sacar una conclusión, sería la misma que ya dijimos tras la primera ronda, en Portugal, donde se vio un Audi S1 EKS RX que ha evolucionado mucho durante la pretemporada y que se muestra como uno de los coches que mejor traccionan de la parrilla. Mientras que a Heikkinen le está costando un poco más acostumbrarse a su nueva montura (además de algún problema mecánico que arruinaba su fin de semana), Ekström sale reforzado de Bélgica a pesar de que tiene claro que puede perderse la segunda cita alemana del Mundial de RallyCross debido a la coincidencia con el fin de fiesta en Hockenheim del DTM.

Las victoria de Andreas Bakkerud y el segundo puesto de Ken Block en su carrera de la Q4 no era suficiente y los dos Ford Focus RS RX oficiales se quedaban fuera de las semifinales tras un fin de semana repleto de errores de los pilotos y algún que otro problema de fiabilidad. Liam Doran también confirmaba que no superaba el corte tras romper la transmisión (un comisario se la entregaba amablemente después en mano), mientras que Petter Solberg volvía a refrendar que se le dan mejor los segundos días que los sábados con una victoria en la última manga por delante de Loeb. Aquí Ekström sólo sumaba 35 puntos, suficiente para llegar las semifinales como mejor clasificado.

Ya una vez en la antesala de la final teníamos una primera semifinal marcada por el toque que dejaba fuera de carrera a Davy Jeanney y por un Timur Timerzyanov que se volvía a saltar la salida. Todo ello dejaba muy claras las tres posiciones de cabeza, con Ekström sacando unos cuantos metros de ventaja sobre Loeb rápidamente y con Baumanis afianzando la tercera plaza que le daba su pase para la gran carrera del domingo. Por el otro lado del cuadro, las salidas falsas de Hansen y Nitiss (eres penalizado con dos pasos por la Joker Lap) permitía que Petter Solberg y los dos pilotos del Volkswagen Sweden Team se clasificaran sin demasiados apuros.

En la gran final, la mayor sorpresa era la de ver la gran salida de Marklund que se metía en la lucha y trataba de aguantar el ritmo de un Ekström que mantenía el mismo guion que en carreras anteriores. No podía Anton, y en el intento cometía un error que le entregaba en bandeja a Sébastien Loeb la segunda posición final y que además llevaba a Petter Solberg a ocupar el tercer escalón del podio.

En cuanto al europeo, la joven promesa Kevin Hansen le ponía las cosas muy difíciles a Jérôme Grosset-Janin (ganó también el año pasado en Mettet) que conseguía la victoria en todas y cada una de las mangas clasificatorias, pero que veía como el pequeño de la familia Hansen le robaba la victoria en la final, saliendo ambos con 27 puntos en sus alforjas. En Touring Cars, la noticia la daba Magda Andersson. La sueca de 17 años se imponía en la final a pesar no haber hecho unas buenas carreras previas, algo que hacía que a pesar del triunfo no saliera como líder del campeonato. Entre los Lites, la victoria era para Thomas Bryntesson.

Clasificación tras la 3ª prueba del World RX:

Pos Piloto PTS
Mattias EKSTRÖM 78
Petter SOLBERG 73
Johan KRISTOFFERSSON 58
Sébastien LOEB 54
Toomas HEIKKINEN 46
Robin LARSSON 38
Kevin ERIKSSON 32
Andreas BAKKERUD 30
Davy JEANNEY 29
10º Janis BAUMANIS 27

Lee a continuación: Los organizadores del Mundial de RallyCross dan más importancia a los teloneros