Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WEC
Logo Icon

3 MIN

Toyota pierde las 24 Horas de Le Mans 2016 en la última vuelta

Lo siento. En condiciones normales debería darle el titular y la foto a Porsche, vencedora por segundo año consecutivo de las 24 Horas de Le Mans. Pero la noticia no es esa. La noticia es que Toyota rompió a cinco minutos del final cuando el TS050 #5 de Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima lideraba cómodamente, acariciando ser la segunda marca japonesa que triunfa en La Sarthe. Pero Nakajima se quedó sin potencia y Neel Jani, Romain Dumas y Marc Lieb se llevaron el triunfo final.

Durante gran parte de la prueba Toyota tuvo el privilegio de contar con dos bazas para el triunfo, pues sus dos TS050 rodaban como relojes, pero un trompo de Kamui Kobayashi y daños en la carrocería del #6 lo retrasaron varias vueltas. Parecía que no tendría importancia, pero al final fue vital: Toyota cruzó con sus coches en segunda y tercera posición, pero el #5 no consta clasificado parece que por rodar demasiado lento en la última vuelta. Audi también querrá olvidar lo antes posible esta edición, en la que sus R18 acumularon averías y acabaron muy retrasados, aunque heredó el tercer y cuarto puestos finales. En cuanto a los LMP1 privados, no optaron a gran cosa y Rebellion se llevó el gato al agua pero hundida en la clasificación general.

Sextos en la clasificación final, Signatech Alpine completó una carrera brillante para hacerse con el triunfo en LMP2 de la mano de Nicolas Lapierre, Gustavo Menezes y Stéphane Richelmi, que supieron aguantar durante la mañana la vuelta de ventaja con la que contaban sobre el G-Drive #26 pese a los intentos de Roman Rusinov por darles caza, desdoblándose y llegando a rodar en 3:37 pese a su estatus de amateur. Completó el podio SMP Racing con su BR01 #37. Roberto Merhi no pudo alcanzar meta junto a Graves y Rao después de que este dañara el frontal del Manor en una salida de pista y poco después acabara contra el muro.

En GTE-Pro asistimos al regreso triunfal de Ford a La Sarthe después de que el GT #68 se mantuviera lejos de cualquier problema y Bourdais, Hand y Müller aguantaran por delante del Ferrari de Risi Competizione. Sus compañeros del GT #69 ocuparon el tercer escalón del podio, pero este queda pendiente de confirmación después de que Risi se negara a entrar a boxes para reparar unas luces de posición que no funcionaban correctamente. La carrera no estuvo al alcance ni de Aston Martin, ni de Porsche, ni de Corvette, donde sólo el vehículo de Antonio García, Jan Magnussen y Ricky Taylor vio la bandera a cuadros.

También hubo triunfo estadounidense en GTE-Am aunque sobre un Ferrari 458, el de la Scuderia Corsa con Bell, Sweedler y Segal, que gestionaron magníficamente su renta en las últimas horas para ganar por delante de otro Ferrari, el número 83 de AF Corse, que remontó tras un error de Perrodo a medianoche, y el Porsche #88 de Abu Dhabi-Proton.

Además el SRT41 de Frédéric Sausset, acompañado por Christophe Tinseau y Jean-Bernard Bouvet se convirtió en el primer Box 56 que ve la bandera a cuadros en Le Mans, con Sausset llevando su Morgan hasta la meta tras una meritoria participación en la que no protagonizaron accidente alguno y tan sólo les retrasó una reparación de su embrague, clasificándose 38º de la general.

Fotos | Michelin