CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Monoplazas

3 MIN

Ed Carpenter impresiona, Fernando Alonso luchará por la pole y Sébastien Bourdais nos da el susto

Eloy Entrambasaguas | 21 May 2017
Carpenter Indy 500 2017
Carpenter Indy 500 2017

Una interminable primera jornada de clasificación dejó a un Chevrolet en lo más alto de la tabla de tiempos, a Fernando Alonso dentro del Fast Nine que si la lluvia lo permite se jugará la pole position para las 500 Millas de Indianápolis en la tarde del domingo y a Sébastien Bourdais en el hospital pero plenamente consciente tras un pavoroso accidente cuando parecía encaminado a marcar el mejor registro del día.

El sábado arrancó con un claro temor por las condiciones meteorológicas. Apenas salieron pilotos a la sesión de prácticas previa a la clasificación y ésta no pudo arrancar hasta las 16:00 locales (22:00 en la España peninsular), en una pista sin goma que lógicamente favorecería a quienes salieran más atrás. Aún así, hombres como Tony Kanaan o Will Power solventaron la papeleta con nota. No así Juan Pablo Montoya, segundo en pista tras Pippa Mann y que perdió toda opción de luchar por la pole el domingo.

En el caso de Fernando Alonso partir 15º (Zach Veach no salió tras su accidente del viernes) y con Ryan Hunter-Reay habiendo catado la pista antes que él fueron a buen seguro claves de su maravillosa clasificación, que le dejó en ese momento segundo tras Scott Dixon y a la postre le valió el séptimo puesto final. Junto a él en el Fast Nine estarán tres Andretti Autosport más: Takuma Sato, Alexander Rossi y Marco Andretti.

A los tres les tocó salir a pista después del único accidente de la jornada. Pero qué accidente. Alentado por su enorme Fast Friday, Sébastien Bourdais se lanzó a por el mejor registro, con dos estratosféricas vueltas... pero a la tercera perdió el culo de su Honda, intentó rectificar en la curva dos y se fue contra el muro. Aunque no perdió en momento alguno la conciencia, el galo fue trasladado a un hospital por dolores en las extremidades inferiores.

La sesión de clasificación debió ser extendida más allá de las 18:00 locales, es decir, a partir de la vieja Happy Hour, que hace años se perdió por cambiar Estados Unidos su horario de verano. Y ello permitió ver grandísimos intentos de clasificación. Pero el mejor de ellos no vino de un Honda. Sólo tres Chevrolet estarán en el Fast Nine, Will Power, JR Hildebrand y Ed Carpenter, pero el nativo de Indiana lo hará pudiendo presumir del mejor registro. Así pues tendremos dos coches de Ed Carpenter Racing (Carpenter y Hildebrand), un solo Penske (Power), los cuatro Andreti ya mencionados y dos Ganassi (Dixon y Kanaan).

Oriol Servià se quedó lejos de poder optar a la pole. Rahal Letterman Lanigan sigue sin dar buenas sensaciones y el catalán tan sólo pudo ser 24º tras llevarse más de un susto en su intento y optar por levantar el pie. Según explicó a la TV norteamericana, decidieron arriesgar al no poder rodar en libres y la apuesta salió mal. Del fondo de la parrilla cabe destacar que pese a rodar entre poco y nada, Buddy Lazier logró batir a Pippa Mann.

Foto | IndyCar Series - David Yowe