Rallye Monte-Carlo 2019: Sébastien Ogier y Thierry Neuville recuperan su batalla particular

 |  @fernischumi  | 

De nuevo la tarde del viernes en el Rallye de Monte-Carlo estaría marcada por las diferentes montas de neumáticos, con los Citroën optando por llevar los dos tres neumáticos de clavos, dos blandos y un superblando, mientras que Loeb apostaba por 4 blandas y dos claveteadas y Neuville o Mikkelsen hacían la contraría, cuatro con clavos y dos blandas. En estas condiciones, la primera pasada (era el tramo que no se pudo disputar por la mañana) por los 20,04 kilómetros de Valdrome–Sigottier comenzaría a ser decisiva en la lucha por la victoria.

Empezando por un Thierry Neuville que cometía un error que apenas se quedaba en poco más de un susto. El belga entraba demasiado rápido en una curva de izquierdas y se iba por uno de los accesos al tramo. Se dejaba unos 15 segundos en el percance, pero afortunadamente podría seguir en carrera. El ataque del belga estaba a la altura recuperando gran parte del tiempo cedido en dicho error y llegando a meta apenas 2 segundos por detrás de Ogier.

La peor noticia para Citroën Racing llegaría de la mano de Esapekka Lappi. El finlandés, que al igual que Sébastien Ogier, debutaba en este rally al volante del C3 WRC, llegaba a la parte final de la especial a un ritmo muy lento, con una gran cantidad de humo saliendo de la parte delantera izquierda. El ganador del Rally de Finlandia 2017 había arrancado la rueda, rompiendo la dirección y teniendo que abandonar la prueba para dejar a su compañero de equipo solo ante la necesidad de sumar puntos también para marcas.

El segundo tramo de la tarde, Roussieux-Laborel de 24,05 kilómetros, iba a dar un vuelco total a la clasificación. Los Toyota Yaris WRC de Ott Tänak y Kris Meeke se detenían en el tramo, en el caso del estonio para cambiar el neumático delantero izquierdo pinchado, mientras que el norirlandés dañaba una llanta, la tercera del fin de semana, y se dejaba más de tres minutos en el cambio. El británico se mostraba seriamente contrariado a su llegada a la meta, llegando incluso a declarar que se debía buscar una forma de tener llantas más duras.

De una tacada, los dos hombres de Toyota veían esfumarse las posibilidades de terminar entre los cinco primeros, quedándose Jari-Matti Latvala como gran esperanza en un Monte-Carlo que el año pasado vio cómo dos de los coches de los de Tommi Mäkkinen terminaban en el podio. Estos problemas abrían la puerta a los Hyundai, consiguiendo Sébastien Loeb y Andreas Mikkelsen escalar hasta la tercera y la cuarta plaza de la general, el noruego, después de haber conseguido recuperar el coche después de perder la zaga en una horquilla.

Para Sébastien Loeb no era un podio provisional cualquiera. El alsaciano sumaba su segundo scratch en la edición 2019 del Rallye Monte-Carlo, lo que le permitía tomar algo de distancia respecto al propio Mikkelsen. Restaba un tramo más para finalizar la jornada y no todo estaba escrito en la lucha por el triunfo. La batalla parecía ser un nuevo Ogier vs Neuville después de los problemas de Tänak, por lo que parecía que el belga, mucho más asentado en su montura podría marcar diferencias.

Así sería, y después de ceder muchos segundos en la segunda especial de la tarde, Thierry lograba recuperar de una tacada todo el tiempo cedido, unos 12 segundos. La batalla se quedaba en Stand-By a falta de las dos jornadas del sábado y del domingo, con Thierry Neuville a apenas 2 segundos de Ogier tras haber logrado anotarse el scratch en el último tramo del día, el segundo que lograba en lo que llevábamos de Rallye de Monte-Carlo 2019, algo que solo había logrado hasta ese momento el propio Sébastien Loeb.

Precisamente el alsaciano se vería obligado a ceder la tercera posición del podio después de perder mucho tiempo en el cierre de la etapa del viernes. Andreas Mikkelsen se aprovechaba y terminaba el día tercero con 8,2 segundos de renta sobre el nueve veces Campeón del WRC que caía a la quinta plaza después de ser superado también por Jari-Matti Latvala. La batalla por la tercera posición que daba acceso al podio parecía ser el otro gran punto de interés, ya con Elfyn Evans a 20 segundos de la misma y con Ott Tänak y Kris Meeke relegados a la séptima y octava plazas. Gus Greensmith seguía no solo líder del WRC2 Pro, sino que además escalaba a la novena plaza después de que Pontus Tidemand tuviera que detenerse en el TC6 para cambiar un neumático pinchado.

Clasificación del Rallye Monte-Carlo 2019 tras TC8:

PosPilotoCopilotoCocheTiempoDif. 1º
1.S. OgierJ. IngrassiaCitroën C3 WRC1:37:17.3
2.T. NeuvilleN. GilsoulHyundai i20 WRC1:37:19.3+2.0
3.A. MikkelsenA. Jaeger-AmlandHyundai i20 WRC1:38:35.0+1:17.7
4.J. LatvalaM. AnttilaToyota Yaris WRC1:38:42.4+1:25.1
5.S. LoebD. ElenaHyundai i20 WRC1:38:43.2+1:25.9
6.E. EvansS. MartinFord Fiesta WRC1:39:04.8+1:47.5
7.O. TänakM. JärveojaToyota Yaris WRC1:39:52.2+2:34.9
8.K. MeekeS. MarshallToyota Yaris WRC1:42:50.3+5:33.0
9.G. GreensmithE. EdmondsonFord Fiesta R51:44:17.4+7:00.1
10.Y. BonatoB. BoulloudCitroën C3 R51:44:24.0+7:06.7

Lee a continuación: Rallye Monte-Carlo 2019: un brillante Ott Tänak ensombrece el resto de duelos individuales