Tu coche en forma: matrículas acrílicas, el fin de la matrícula metálica

Mario Herraiz  |  @HerraizM  | 

Nuevo capítulo en Tu coche en forma. En esta ocasión y tras repasar el mantenimiento de la capota, el tratamiento del cuero o revisar los puntos claves de la suspensión, nos centramos en el carnet de identidad de nuestro coche, su matrícula. El elemento que mejor identifica a nuestro coche pasa por este especial con motivo de las ecoplacas ¿son legales?¿Son tan eco como apunta su nombre? ¿dónde las puedo adquirir?

Porque además de ser el elemento de identificación más importante de nuestro coche, también está expuesto al desgaste propio del paso del tiempo o el poco cuidado de otros usuarios, quizá incluso te hayan dado un toque de atención en el último control o en la ITV por culpa de los mosquitos que han hecho demasiada mella en la placa y difícilmente se reconoce alguno de los números, pero además, tampoco podemos olvidar que para muchos también es un elemento estético más de nuestro coche, así que conozcamos más detalles de estas ecoplacas.

Empecemos conociendo a las llamadas ecomatrículas, ecoplacas o matrículas acrílicas. Las ecomatrículas están hechas en policarbonato con un tratamiento resistente a la acción de los rayos UV, evitando así el desgate por la dañina acción del sol, son flexibles, adaptándose así a las formas de nuestro coche y ofreciendo una mejor resistencia frente golpes. Son en definitiva matrículas plásticas frente a las tradicionales matrículas metálicas, pero ¿son tan ecológicas como aparentan?

Tu coche en forma: matrículas acrílicas, el fin de la matrícula metálica

Desde el momento en el que nos deshacemos de una matrícula metálica en buen estado para sustituirla por una de estas ecoplacas, porque queda bien, cualquier prefijo eco debe de desaparecer. Otra cosa por supuesto es que fruto de los cívicos individuos que deciden aparcar al toque, bolas de remolque mediante, nuestra matrícula esté totalmente destrozada, o bien, que la acción de los mosquitos, unido a los lavados con lanza a presión hayan disipado cualquier rastro negro de nuestras letras y números o la superficie blanca haya comenzado a desconcharse.

En estos últimos casos, y teniendo en cuenta que podemos llegar a ser multados por la poca legibilidad que ofrece nuestra placa, es cuando más eco puede resultar la operación de sustituir las viejas matrículas metálicas por una nueva acrílica y de paso beneficiarnos de las ventajas que ofrecen, como la antes citada protección ante la acción del sol, mayor resitencia o desaparición de los bordes cortantes de las metálicas.

Y llegamos al punto más importante, ¿son legales?

Seguro que si alguna vez te has interesado por cambiar las placas a tu coche por unas de este tipo has buscado información en internet y te has encontrado con respuestas de todo tipo. Que si no son legales, personas a las que se les ha multado a pesar de que aparentemente estaban ya reconocidas, otros a los que han tenido que volver a colocar las placas metálicas tras una visita a la ITV

Para solventar todas estas dudas una solución: hablar con un centro de ITV, como he hecho durante los últimos días. Y sí, son legales, pero hay un “pero”.

Tu coche en forma: matrículas acrílicas, el fin de la matrícula metálica

Las matrículas acrílicas son legales, pero deben teneruna referencia en su lateral y que esa referencia cuente con la aprobación del ministerio de industria

Estas matrículas acrílicas deben tener una referencia. Esta referencia aparece en el lateral de la placa y deben llegar acompañadas por un certificado de homologación que certifique la conformidad del Ministerio de Industria con la placa acrílica que vamos a montar y que tiene que tener la misma referencia que aparece en el lateral de la placa.

Por el libre comercio con la Unión Europea, se reconoce la comercialización de todas estas placas, pero no todas cuentan con esta homologación en la que se corrobora que el ministerio se ha encargado de comprobar que las matrículas con esa referencia cumplen las condiciones exigidas en nuestro país.

Por tanto, en caso de que vayáis a adquirir algunas de estas matrículas, por ejemplo, las que llegan con la referencia TPPR2015 como nos ha apuntado alguno de los centros de ITV a los que hemos consultado, aseguraos de que las matrículas cuentan con este documento que acredita su legalidad y la conformidad por parte del Ministerio de Industria y que el documento que se os adjunte por parte del distribuidor de estas matrículas cuente con el sello de este ministerio.

Tu coche en forma: matrículas acrílicas, el fin de la matrícula metálica

Es más, personalmente os recomiendo que tras contactar con el distribuidor de estas matrículas plásticas que hayáis elegido, en una rápida búsqueda en internet podéis dar con varios, les pidáis el documento que certifique que la referencia de sus matrículas ha sido aprobada por el Ministerio de Industria y una vez recibido ese documento, para curaros en salud, os pongáis en contacto con vuestra estación de ITV habitual y les mostréis el documento enviado por el distribuidor al ingeniero de la estación y que os confirme su legalidad.

Con las placas ya adquiridas, según el distribuidor los precios rondan entre los 15 y los 30 euros, y montadas, el documento que certifica su homologación debe viajar junto a vosotros en el vehículo para justificar ante los agentes de seguridad que esas matrículas son legales.

En Diariomotor: Homologadas en España las matrículas acrílicas

Lee a continuación: Tu coche en forma: mantenimiento del cuero

Ver todos los comentarios 14