26 de julio de 2016 (*) actualizado a las 21:52

Jeep Compass

Jeep Compass
Solicita tu oferta

Tras las reveladoras fotos espía del nuevo Jeep Compass Chrysler se ha decidido a publicar las fotografías y los datos oficiales del lavado de cara sufrido por el SUV. Pocas son las novedades que no tengan que ver con su aspecto exterior o con la eficiente de sus motores.

El cambio de la fachada del Compass es más que evidente. Se acaban las luces redondas clásicas y la parrilla tan larga porque ahora lucen unos faros más clásicos, una parrilla más estirada con bordes cromados y además las luces antiniebla se integran mejor. En definitiva el Compass gana mucha más imagen de SUV que antes en la que, salvo por otros detalles, podría pasar como un todoterreno peleón.

Su parte posterior resiste con ligeros cambios en las ópticas y poco más. La frase de “cambia un mundo” se puede aplicar al diseño y a la calidad del interior del habitáculo. De las formas rudas y cuadradas se pasa a las redondas y suavizadas sin perder la esencia. Se mantienen aspectos clásicos como la guantera abierta pero tanto volante como paneles de instrumentos, salidas de aire, etc crecen en modernidad y buen aspecto.

El nuevo Compass viene con dos motores gasolina: un 2.0 litros de 158 CV (191 Nm) y un 2.4 litros de 172 CV (224 Nm). Por defecto utilizan un cambio manual de cinco marchas pero pueden equipar una transmisión continuamente variable CVT de última generación, más ahorradora en combustible que los tradicionales cambios automáticos de cuatro marchas.

Jeep firma que el consumo en carretera con ambos motores rondará los 8 litros/100 Km aproximadamente. En España el actual Jeep Compass tiene como motor de acceso un diésel de 140 CV. Esta opción seguro que se mantiene aunque posiblemente se actualiza al motor diésel de Mercedes que llevará también el Patriot.

Por defecto el Jeep Compass viene acompañado de la tracción delantera pero puede ser configurado con las opciones Freedom Drive I y Freedom Drive II Off-Road, dos variantes de la tracción integral. La primera opción ofrece tracción a las cuatro ruedas permanente con bloqueo central para las ocasiones de baja adherencia.


Continuar leyendo