comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

9 MIN

Turismos pick-up, esa extraña especie automovilística (II)

En la primera parte de este especial os introducimos a los turismos pick-up o “Coupé Utility”, una extraña especie automovilística que mezclaba la practicidad de una pick-up con el diseño, comodidad y forma de un coupé. Tras la segunda crisis del petróleo de 1979, muchos fabricantes entraron en este apetecible nicho de mercado, pero con modelos pequeños basados en compactos o incluso utilitarios de la época. Es el caso de los Subaru BRAT, Volkswagen Caddy o Dodge Rampage, de los que os hablaremos más tarde.

También recogeremos de manera breve algunas de las ofertas actuales, centradas fundamentalmente en Mercosur y orientadas al bajo coste. Para la tercera parte me reservo la artillería pesada, con la aparición estelar de la caballería australiana. Pero por el momento conozcamos a más turismos pick-up. ¡Acompañadnos!

Los pequeños monocasco de la recesión

Volkswagen Caddy/Volkswagen Rabbit Pickup (1979-1984)

Su leit-motiv fue atraer a los antiguos clientes de Chevrolet y Ford ofreciendo un vehículo pequeño y cómodo basado en el Volkswagen Golf de primera generación. Con una longitud algo mayor y un habitáculo biplaza, teia las mismas características técnicas que el Golf, entre las que se contaban los interesantes motores 1.5 diésel de 50 CV y 1.6 turbodiésel de 70 CV. Se produjo en Estados Unidos – donde se llamaba Rabbit Pickup para evitar problemas con Cadillac – y en Europa, donde fue introducida con el nombre Caddy.

Como viene siendo una práctica habitual, Volkswagen continuó comercializando las Caddy en Sudamérica hasta hace muy pocos años, y produciéndolas en Sudáfrica para su peculiar mercado local. En dicho mercado se producían junto al Citi Golf, con el interior de un Skoda Fabia de primera generación e incluso motores 1.8 de gasolina con 95 CV. En Sudáfrica se llamaba simplemente Volkswagen Pickup. Nunca hubo opción a la tracción integral en los mercados de venta. Desde los años 90 Caddy es la denominación de las furgonetas ligeras de Volkswagen.

Subaru BRAT (1978-1993)

Fue producido por Subaru entre 1978 y 1993, y todos los ejemplares fueron destinados a la exportación en lugar de al mercado doméstico. Al igual que los Volkswagen Caddy, los BRAT eran un modelo pequeño y de bajo coste, en la tónica de los tiempos automovilísticos a finales de la década de los años 70. Su nombre es el acrónimo de Bi-drive Recreational All-terrain Transporter (BRAT), y equipaban la conocida tracción total permanente de Subaru, la Symmetrical AWD. La base de este “Coupé Utility” era el Subaru Leone de los años 70.

Podría equipar dos motores de la serie EA, bien un anémico 1.6 de 69 CV o un interesante 1.8 turbo que aunque entregaba sólamente 94 CV era muy vivaz en un coche tan pequeño y ligero. Para evitar un gravamen de importación del 25% al clasificarlo como “Truck”, Subaru acopló dos asientos de plástico en la cama, para colarlo por turismo y reducir el tipo a sólo un 2.5%. Podía montar un reductora de dos relaciones, y se vendió en otros mercados (incluido el europeo) como Subaru Shifter o Brumby. Ronald Reagan tenía un BRAT en su rancho.

Dodge Rampage (1982-1984)

Basado en el pequeño Dodge Omni, fue la respuesta – algo tardía – de Dodge a los ya exitosos Subaru BRAT y Volkswagen Rabbit Pickup, que fueron su única competencia. Aún así, era un pequeño vehículo muy capaz que podía cargar con hasta 520 kg de carga, una cifra que rondaba la del Chevrolet El Camino de la época, que era mucho más grande. Al igual que sus dos competidores, empleaba un chasis monocasco con una carrocería utilitaria modificada para albergar la carga. Fue fabricado de 1982 a 1984.

Su motor era un 2.2 atmosférico que enviaba 94 CV al eje delantero. No son los 450 CV del Chevrolet El Camino de 1971, pero se movía con agilidad gracias a un peso de sólo 1.098 kg en vacío. El problema que tuvo de cara al público – a pesar de los buenos consumos y precio bajo – fue el hecho de tener sólamente tracción delantera y tener una calidad de construcción francamente inferior a la de sus rivales. Dodge dejó de venderlo en 1984, a pesar de intentar avivar la fiesta con ediciones especiales. También se vendió como Plymouth Scamp.

Utilitarios pick-up

Aunque la especie full-size body-on-frame de los turismos pick-up se extinguió con el Chevrolet El Camino en 1987, los pequeños utilitarios pick-up han perdurado hasta nuestros días. En Estados Unidos no son populares, pero la zona donde más aceptación y ventas actualmente tienen es Sudamérica y Europa. Las razones son claras, el combustible es mucho más caro, las calles son más pequeñas y preferimos vehículos baratos que no requieran de un pozo de petróleo adosado a la zaga para poder funcionar sin problema.

A continuación recogemos brevemente algunas ofertas del presente en este segmento.

Ford Courier

Aunque los Ford Courier estadounidenses eran pequeños pick-up tradicionales, en Mercosur se lleva vendiendo desde el año 2000 un Ford Courier diferente, que perfectamente podría llamarse Ford Fiesta pick-up. Está basado en el Ford Fiesta de 1998, mide 4.45 metros de longitud y suma a su cabina biplaza un espacio de carga que llega a los 1.148 litros, impresionante para un vehículo de trabajo tan pequeño. Se vende a partir de 32.400 reales brasileños, y monta un motor 1.6 flex-fuel compatible con bioetanol E85 y 103 CV de potencia.

Chevrolet Montana

Las Chevrolet Montana también se venden en Mercosur únicamente, y están basadas en los Opel Corsa de principios de década y generación previa que seguro que los europeos recordamos muy bien. Es un vehículo muy parecido al Ford Courirer, con una gran caja que permite cargar hasta 730 kg de mercancía (cerca de los valores de un Toyota Hilux) y cuenta con 1.143 litros de volumen de carga. Se ofrece en diferentes acabados según el uso que se le vaya a dar (comercial, recreativo…) y lleva dos motores flex-fuel 1.4 de 100 CV y 1.8 de 112 CV.

Fiat Strada

Hasta hace poco tiempo se vendió en España la Fiat Strada, una pick-up ligera basada en el utilitario Palio, destinado a mercados emergentes. Ya no se vende en España, pero incluso se podía equipar con un interesante propulsor 1.9 Multijet turbodiésel. Ahora se vende fundamentalmente en Mercosur (puede que aún sobreviva en otros mercados europeos). Puede cargar con 705 kg de carga y se ofrece con dos motorizaciones diferentes, un 1.4 Fire de 87 CV y un interesante 1.3 JTD de 87 CV, aunque no han declarado su consumo oficial.

Volkswagen Saveiro

Esta pick-up basada en un utilitario es un vehículo muy popular en países como Argentina o Brasil. La base es el Volkswagen Gol, un compacto de bajo coste del tamaño aproximado de un Polo europeo. Se ofrece con cabina sencilla y cabina extendida, en ambos casos puede cargar con unos 700 kg, pero la caja se queda algo más corta de capacidad, aproximadamente unos 924 litros en la versión sencilla. Pesa 1.020 kg en vacío, está bien terminado con respecto a la competencia y ya está a la venta con un fiable propulsor 1.6 de gasolina, con 101 CV atmosféricos.

Peugeot Hoggar

Ha sido uno de los últimos en entrar en este segmento, y mi compañero Óscar nos contaba muchos datos de esta pick-up para el mercado brasileño hace unos meses. Se basa en el Peugeot 207 Compact, lo que nosotros conocemos como Peugeot 206+ y que a su vez deriva del veterano 206, lanzado en 1998. Cuenta con una de las mayores capacidades entre sus rivales, con 742 kg de carga máxima y una zona de almacenamiento de hasta 1.151 litros. Como motorizaciones, se conforma con dos motores de gasolina: un 1.4 de 75 CV y un 1.6 de 110 CV.

Skoda Pick-up

Tras el “telón de acero” también se estilaban las pick-up basadas en utilitarios. Las Skoda Pick-Up han tenido una popularidad moderada en Europa, vendiéndose hasta el año 2001. La primera generación estaba basada en el Skoda Favorit, y se produjo hasta el año 1994. Todas montaban un arcaico pero fiable 1.3 con 68 CV de potencia. La segunda generación, mucho más popular, vió intervenir en su desarrollo la mano de Volkswagen, que aportó toda su experiencia e incluso motores propios como los conocidos 1.6 MPI o los 1.9 SDI de 64 CV.

Dacia Logan Pick-Up

Uno de los pocos vehículos de su clase que se vende en Europa lo produce Dacia en Rumanía, sobre una plataforma alargada de un Logan. La anterior Dacia Pick-Up llevaba 31 años en producción, y se estuvo fabricando hasta 2006 sobre la base del viejo Renault 12. La actual Dacia Logan Pick-Up tiene una capacidad de carga de hasta 800 kg, y en su cabina puede acoger hasta 300 litros de material detrás de sus asientos. LOs motres pertinentes son 1.5 dCi de 70 y 85 CV, así como un 1.6 de gasolina con 90 CV y consumos algo superiores.

En la tercera y última parte también recogeremos algunos vehículos de clasificación dudosa, pero que el fondo son pick-up basadas en turismos de índoles variadas. Finalmente, pegaremos un repaso a los vehículos similares de los que disponemos a la venta actualmente. Aunque no lo creáis, la oferta es mucho más variada de lo que a priori se podría pensar. Y lo mejor de todo es que el espíritu de máquinas como los Chevrolet El Camino SS de 1970 aún vive en modelos como el Holden Commodore HSV, de corazón Corvette.

También os podré presentar a los verdaderos reyes australianos de la fiesta y una recopilación de prototipos y “Coupé Utility” discutidos entre los que se encuentra el Chevrolet SSR, sucesor espiritual de los El Camino. No os despeguéis de Diariomotor.

Vía: Wikipedia | Webs de los fabricantes En Diariomotor: Turismos pick-up, esa extraña especie automovilística (I)