carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Renault Alaskan es una pick-up grande que rivalizará con la Toyota Hilux o la nueva Nissan NP300 Navara. Comparte plataforma con esta última. Las imágenes corresponden a un prototipo, que apenas se diferenciará del vehículo de producción, que será lanzado en 2016. Renault entra de lleno en un segmento dominado por Japón, con un producto global que tendrá un aspecto muy similar a este prototipo de pre-producción.

El holandés Laurens van der Acker ha diseñado el Renault Talisman, y tras la berlina se anota otro tanto con el Alaskan. Es un prototipo, pero llama la atención su estética agresiva, que será en parte reemplazada por soluciones más racionales en la versión de producción. El prototipo lleva una caja personalizada para cámaras Hasselblad, demostrando con un fotógrafo la teórica versatilidad de esta pick-up.

Herramienta de ocio y trabajo con motor turbodiésel de última generación

Renault pretende combinar ocio y trabajo en un mismo vehículo. El Alaskan será capaz de cargar a cuestas con una tonelada de carga y al mismo tiempo se ofrece como un vehículo cómodo en el que irnos de viaje. No hay aún detalles acerca de su esquema de suspensiones, pero podría emplear un sistema de ballestas o un sistema convencional. En su interior contará con lo último en sistemas de infoentretenimiento, conectados con Internet y comparables a los que nos podremos encontrar en un Renault Talisman o un Renault Kadjar.

En cuanto a la técnica, el Renault Alaskan tendrá un motor turbodiésel sobrealimentado por dos turbocompresores en serie. Renault afirma que tendrá las mejores emisiones de dióxido de carbono del segmento. Me inclino por pensar en un motor 2.3 dCi con doble turbo y unos 200 CV de potencia, posiblemente idéntico al motor del Nissan Navara NP300, con el que comparte plataforma. Renault afirma que tendrá prestaciones y consumos casi comparables a los de un crossover.