El Mundial de Turismos cierra una era en Losail

 |  @eloy_eg  | 

Bajo los focos del trazado catarí de Losail, refugio de final de temporada tras su salida de Macao, el Mundial de Turismos vivió una noche de despedidas este pasado viernes con la disputa de sus dos últimas carreras del año. Quedaba poco por decidir, pero había que disputar de todos modos esta cita tras dos meses de descanso tras la cancelación del viaje a Tailandia. Y el gato al agua se lo llevaron Gabriele Tarquini y Mehdi Bennani, dos pilotos con aspiraciones muy distintas de cara a 2017.

Lo cierto es que muchos se tomaron esta cita en Catar como una clara preparación para la próxima temporada, como demostró la decisión de Citroën de dejar que fueran los tres coches de Sébastien Loeb Racing los que les representaran en la contrarreloj por equipos. Y ello no impidió que Grégoire Demoustier, Tom Chilton y Mehdi Bennani se impusieran en el MAC3, siendo además el marroquí el autor de la pole y el británico quien se aseguró ese puesto de privilegio para la primera carrera mediante inversión de parrilla.

Chilton mantuvo el primer puesto en la salida de la carrera de apertura por delante de Tarquini, Huff y Dahlgren, pero la carrera tuvo que ser interrumpida nada más arrancar por el accidente de Tiago Monteiro, tras tocarse con Pechito y salir propulsado contra el Lada de Hugo Valente. Lo que debía ser un simple Safety Car se terminó convirtiendo en una bandera roja, tras la cual Gabriele Tarquini pilló desprevenido a Tom Chilton y logró colocarse en cabeza.

Pese a muchos toques los puestos de podio ya no variaron, obteniendo el 'abuelo' Tarquini una victoria que levantará algo su ánimo tras quedarse sin volante para el año que viene por la retirada de Lada. Yvan Muller logró situarse en cuarta posición por delante de Norbert Michelisz y los Volvo de Björk y Dahlgren, quedando la zona de puntos completada por Catsburg, Pechito y James Thompson, una vez más al volante del Chevrolet Cruze de All-Inkl.

La carrera principal fue bastante más tranquila y ello permitió a Mehdi Bennani liderarla de principio a fin. A juzgar por la salida, Citroën podía despedirse del Mundial de Turismos copando el podio, pues Pechito le robó la cartera a Thed Björk y Muller se situó pegado al Volvo. Pero como un rato antes la carrera tuvo que ser interumpida, esta vez por daños en los Lada de Catsburg y Valente.

Tras el Safety Car y alguna gota en los parabrisas que inquietó a los pilotos la prueba se retomó y Björk se puso a presionar a Pechito, mientras que Michelisz logró superar a Yvan Muller por el cuarto puesto, desatando posteriormente el galo una bonita lucha tras él con los Honda de Huff y Monteiro y el Lada de Tarquini involucrados. Apenas una vuelta más tarde Björk consiguió adelantar a Pechito y se puso a perseguir a Bennani. Pero el marroquí logró abrir un pequeño hueco en esas primeras vueltas para cuando Björk llegó el S60 ya no pareció tan competitivo, llegando incluso a irse largo cuando más cerca estuvo de inquietar a Bennani. Por detrás asistimos a la remontada de Tiago Monteiro, que necesitaba quedar al menos quinto tras Michelisz para asegurarse el tercer puesto de la general y terminó alcanzándolo en la última vuelta, en un adelantamiento a Muller donde el alsaciano no opuso gran resistencia.

Así, Mehdi Bennani (campeón entre los independientes), Thed Björk y Pechito se subieron al último podio de la temporada, seguidos de Michelisz, Monteiro y Muller. Completaron los puntos Tarquini, Huff y los Chevrolet de Coronel y Thompson. Y de este modo terminó la temporada 2016 del Mundial de Turismos, deseando todos que en unos meses esté de vuelta pese a su negro futuro.

Foto | FIA WTCC

Lee a continuación: Banco do Brasil no seguirá en la Fórmula 1