CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mazda

3 MIN

El Mazda 6 más esperado de la historia, ¿una nueva víctima a manos de los SUV?

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 27 Mar 2022
mazda-vision-coupe-p
mazda-vision-coupe-p

La próxima generación del Mazda 6 era una de las novedades más esperadas para este año, puesto que según apuntaban todas las informaciones, con ella la firma nipona pondría sobre la mesa una de las mejores alternativas al BMW Serie 3 y al Alfa Romeo Giulia. Sin embargo, de nuevo parece que nos encontramos ante una nueva víctima de los SUV, pues según declaraciones del jefe de ingeniería de Mazda Europa, Joachim Kunz, para la versión impresa de la revista británica Autocar, una berlina de propulsión trasera no se encuentra entre los planes inmediatos de la marca.

El motivo de esta decisión nos lo encontramos en la tendencia del mercado hacia los SUV y en la mayor rentabilidad que este tipo de vehículos ofrecen para las marcas. De hecho, así lo ha confirmado Kunz cuando ha explicado que claro que le gustaría tener una berlina con motor delantero longitudinal de seis cilindros y propulsión trasera como sucesor para el Mazda 6, o hasta incluso también un coupé sobre dicha base, pero que en este momento lo importante es vender SUV.

13
FOTOS

Con ello, podemos despedirnos por ahora de una berlina que, teniendo en cuenta el buen trabajo de los japoneses en actuales modelos como el compacto de la marca y la base técnica que proponía, tenía todos los argumentos para ser un gran coche para poner en aprietos al tridente alemán, y hasta incluso suponer el empujón final que le falta a Mazda para entrar en territorio premium.

No obstante, Mazda ya ha puesto en el mercado esta plataforma denominada Skyactiv Multi-Solution Scalable Architecture con el nuevo Mazda CX-60, un SUV que ha debutado con una mecánica híbrida enchufable pero que más adelante llegará a incorporar un gasolina de tres litros y seis cilindros, así como un diésel de idéntico número de cilindros pero con una cilindrada que escala hasta los 3,3 litros.

78
FOTOS

Estamos asistiendo al crepúsculo de la berlina generalista

Sin embargo, esta decisión es la que está imperando en la industria. El último caso de ello lo tenemos en Ford que ha privado a Europa del Mondeo y cuya gama para el Viejo Continente básicamente está integrada por SUV a excepción del Focus y del Mustang, además del Fiesta cuya sucesión está por ver, sumándose así la berlina del óvalo a otras de las que ya nos hemos despedido como el Honda Accord, el Citroën C5 o el Renault Talisman.

Así pues, toda esta fiebre SUV nos está llevando a un escenario en la que la berlina de tamaño medio generalista es un auténtico rara avis y que se ve reducida a cuatro opciones mal contadas como el Opel Insignia, el Toyota Camry, el Skoda Superb o el Volkswagen Passat a la espera de que se convierta en un segmento prácticamente exclusivo de marcas premium como ha sucedido con los descapotable y con los deportivos puros.

Asimismo, y en menor medida, esta apuesta por los SUV también obedece a razones técnicas y al proceso de electrificación al que se han visto obligadas las marcas, pues en este tipo de vehículos con carrocerías ligeramente más elevadas, pero no necesariamente con mayor altura libre al suelo, es mucho más fácil alojar la batería bajo el piso y no restar así espacio al habitáculo ni al maletero. Además, el sobreprecio de ellos es más fácil de "camuflar" si viene acompañado de una carrocería SUV más voluminosa y de mayor empaque.

Crossovers asfálticos y eléctricos como el Volkswagen ID.5 son los responsables del fin de las berlinas generalistas tradicionales
44
FOTOS

Fuente: CarBuzz