Actualizado 17:21

Ford Kuga

El Ford Kuga es una propuesta SUV de familiar aventurero con un comportamiento en carretera sobresaliente y una amplia dotación tecnológica

Ford Kuga

El Ford Kuga es un todocamino o SUV de tamaño mediano, que compite en la categoría del Nissan Qashqai, Kia Sportage, Hyundai Tucson, Honda CR-V... y cuyas bazas principales son su equipamiento tecnológico y un tacto de conducción poco corriente en el segmento. Es posible adquirirlo con tracción delantera o 4x4, pero es un modelo pensado para el asfalto.

La principal limitación del Ford Kuga son sus acabados y materiales. No es que el Kuga no esté bien construido, es más bien que sus rivales se han ido actualizando y dando pasos de gigante en terminaciones interiores, dejándolo un paso por detrás de los mejores del segmento.

1 - Diseño del Ford Kuga

El Kuga es un coche de corte clásico, hasta el punto que su diseño actual se puede calificar como más conservador que el de su antecesor, tanto interior como sobre todo exteriormente. Las líneas rectas predominan en su perfil y parece diseñado para no disgustar a nadie ni llamar demasiado la atención.

Interiormente, el salpicadero es el habitual en Ford con mandos y estilos claramente reconocibles de otros modelos. Tanto el cuadro de instrumentos como la consola central cuentan con una buena ergonomía y en el último restyling se introdujo una pantalla central de mayor tamaño, que se agradece mucho, aunque la versión básica sigue llevando una diminuta pantalla que pide a gritos un acabado superior.

2 - Motores del Ford Kuga

Los motores del Ford Kuga se mueven en un abanico entre los 120 y los 180 CV, tanto en diésel como en gasolina.

El bloque diésel es un 2.0 TDCi disponible en 120, 150 y 180 CV. El más pequeño ya resulta suficiente para mover el coche, aunque lógicamente las prestaciones serán algo justas, siendo el más equilibrado el intermedio de 150 CV. Si queremos cambio automático o tracción 4x4 habrá que escoger entre los dos superiores.

El bloque de gasolina es un 1.5 EcoBoost, también disponible en idénticas potencias de 120, 150 y 180CV, siendo éste último el único que incorpora tracción a las 4 ruedas y cambio automático PowerShift.

Próxima renovación
El Ford Kuga recibirá un profundo lavado de cara en 2017
Amplia gama de motores
Tanto en diésel como en gasolina, el Kuga se presenta en una amplia gama de potencias
Prueba a fondo del Ford Kuga
Probamos el Ford Kuga en su versión Titanium 2.0 TDCi
El diseño es de corte clásico, frente a una competencia cada vez más juvenil y musculosa.

3 - Tecnología del Ford Kuga

El Ford Kuga destaca por la incorporación de tecnología tanto en lo tocante a ayudas de seguridad y asistencia a la conducción como una excelente conectividad con dispositivos externos gracias al sistema Ford SYNC que incluye control por voz, lectura de mensajes de texto, Bluetooth y conexión USB.

El Kuga fue uno de los primeros en incorporar asistente de aparcamiento autónomo, que además funciona bien, y cuenta también con los modernos sistemas de ayuda a la conducción dentro de un pack denominado "Ford Active Vision" (avisador de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, sistema de reconocimiento de señales de tráfico, control automático de luces de carretera, monitor de conducción segura, frenada autónoma de emergencia y detector de vehículos en ángulos muertos).

Con esta equipación, el Ford Kuga es uno de los que más protege activamente a sus ocupantes dentro de la categoría.

4 - Lo más destacado del Ford Kuga

Sorprendentemente, lo más destacable del Ford Kuga es su tacto de conducción, propio de un turismo. Es un coche pensado claramente para el asfalto, que destila unas sensaciones excelentes al volante y cuyo tacto de dirección nos transmite mucha más información de lo que es habitual en modelos de este formato. Es un coche muy estable en el que la precisión de trayectoria no sufre en absoluto por la mayor altura al suelo o los grandes neumáticos, resultando incluso divertido de conducir.

En su contra, cabe destacar unos acabados algo justos en materiales y ajustes y una estética algo sobria de más para un segmento que pretende ser "aventurero". La altura al suelo es buena para hacer incursiones por pistas, pero la ausencia de reductora lo descarta como todoterreno de verdad, más allá de excursiones a la nieve donde su tracción 4x4 combinada con neumáticos de invierno sí podrá sacarnos de cualquier apuro.

El punto débil del Kuga es un diseño muy conservador y un nivel de calidad que se queda por detrás de algunos de sus rivales
Solicita tu oferta desde 17.400 €