Kia Sportage

Desde 16.211 euros

Kia Sportage

El Kia Sportage es el top-ventas de la marca coreana y, probablemente, la primera fórmula que funcionó a la perfección con el público Europeo desde su lanzamiento. El Sportage lleva desde 2010 en uno de los segmentos más pujantes y competitivos del mercado, el de los SUV compactos, donde se sitúa en tercera posición por volumen de ventas en Europa. Así pues, recibe un ligero lavado de cara en 2014, básicamente orientado a encajar la temible llegada del nuevo Nissan Qashqai.

Un producto que ahora se lo pondrá un poco más difícil a su feroz competencia en Europa

El Sportage es un coche que convence por estética y está funcionando francamente bien, así que Kia ha decidido tomar el camino de la prudencia y ahorrarse posibles disgustos, limitándose a tocar lo justo en el apartado estético y poniendo el acento en detalles que refuerzan la percepción de calidad. El resultado es una edición ligeramente mejorada de un producto que ahora se lo pondrá un poco más difícil a su feroz competencia en Europa.

El renovado Kia Sportage cuenta con retoques estéticos de pequeño calado. Definitivamente, nada muy profundo.

El renovado Kia Sportage cuenta con retoques estéticos de pequeño calado, como son una nueva parrilla frontal (ahora disponible en dos variantes, según el acabado escogido), ópticas traseras tipo LED, nuevas llantas de 16”, 17” y 18”, nuevos colores y una antena tipo “aleta de tiburón” en el acabado tope de gama. Definitivamente nada muy profundo.

Interiormente, el Kia recibe un rediseño del salpicadero con nuevos materiales acolchados en la parte superior, un nuevo panel de instrumentos de 4,2 pulgadas y nuevas tapicerías en piel bitono. En lo tocante a equipamiento, se añade la cámara de visión trasera, un nuevo equipo de audio Infinity con toma USB y conectividad con iPod y el sistema FlexSteer de asistencia variable de la dirección ya conocido en otros modelos de la marca (todo ello según versiones).


Continuar leyendo