Actualizado 17:21

Kia Sportage

Un SUV familiar de alta calidad

Nuevo Kia Sportage

El nuevo Kia Sportage es un SUV de carácter familiar, que compite directamente en el reñido segmento de los SUV medianos como el Nissan Qashqai, el Volkswagen Tiguan, SEAT Ateca o el Hyundai Tucson, con el que comparte plataforma y mecánicas.
El Kia Sportage sufrió una renovación total en 2016, dando otra vuelta de tuerca al mercado de los SUV en el que ya fue revulsivo en su anterior generación.

Motores del Kia Sportage

La gama del Sportage está constituida por tres motores diésel y dos gasolina.
La oferta diésel corre a cargo de un 1.7 CRDi de 115 CV y un 2.0 CRDi con potencias de 136 CV o 185 CV.
La oferta gasolina corre a cargo de un motor 1.6 GDi de 132 CV y el mismo bloque con turbo, denominado 1.6 T-GDi con 177 CV.
Todos los motores a partir de 136 CV son compatibles con la tracción integral 4x4, que se ofrece como opción en el diésel intermedio y es obligatoria en los motores más potentes.
Si queremos un cambio automático, los diésel incorporan un convertidor de par mientras que el 1.6 T-GDi de 177 CV gasolina lleva un excelente cambio automático de doble embrague denominado DCT, una opción altamente recomendable por su suave y rápido funcionamiento.

Niveles de acabado del Kia Sportage

El Sportage se ofrece en 5 niveles diferentes de acabado: Basic, Concept, Drive, Emotion y GT Line, aunque sólo los más básicos son compatibles con las motorizaciones de menor potencia y sólo los más altos pueden combinarse con los motores potentes. El GT Line lleva unas atractivas llantas de 19" y un completísimo equipamiento con numerosos elementos de seguridad y asistencia a la conducción de última generación, mientras que los restantes van eliminando diferentes elementos hasta llegar al Basic, cuyo propósito es generar un "precio desde" pero que prácticamente nadie escogerá.

Precios del Kia Sportage
Consulta todos los precios y ofertas del Kia Sportage
Prueba del Kia Sportage
Todos los detalles de conducción del Kia Sportage en nuestra toma de contacto, con diferentes motores
La calidad de los coches coreanos
Prueba de 5.000 km con un Kia Sportage para comprobar la calidad de los coches coreanos
El interior del Sportage destaca por su alta calidad de materiales y ajustes

Virtudes y defectos del Kia Sportage

El Kia Sportage es un producto diseñado para venderse por millones. Da de lleno en la diana de lo que demanda el mercado (consideraciones estéticas aparte) y cuenta con todos los ingredientes necesarios para ser un superventas.
En el lado positivo de la balanza cabe destacar la impresión de alta calidad que ofrecen sus materiales y ajustes interiores, con un diseño coherente y atractivo que combina el control del coche a través de su pantalla táctil con diversos botones en la consola central, que podrían considerarse en muchos casos "accesos directos" a las funciones vitales.
Su equipamiento es muy completo, con la posibilidad de incorporar faros direccionales, aparcamiento autónomo, apertura automática del portón trasero, asistente para cambio de carril involuntario, detección de vehículos en ángulo muerto y un largo etcétera de elementos de seguridad y entretenimiento de última generación.
En el lado negativo, cabe señalar que los motores diésel se quedan un paso atrás frente a los estándares del mercado en lo que respecta a rumorosidad y consumos, al menos frente a lo último que ofrece su competencia directa en silencio y eficiencia.

Por qué escoger un Kia Sportage

Cada vez es más difícil tomar una decisión de compra en el segmento de los SUV medianos (ver guía de compra de SUV medianos) un segmento en el que el Nissan Qashqai ha sido el soberano absoluto desde su lanzamiento (básicamente inventó el segmento tal como lo conocemos) pero en el que la competencia es cada vez más fuerte no sólo por parte de Kia, sino también de los demás fabricantes generalistas.
En el Kia encontraremos un interesante equilibrio entre calidades y acabados a la altura de lo mejorcito, equipamiento completo, interior amplísimo y un precio muy competitivo. A partir de ahí, si la estética nos encaja el Sportage podría ser una opción totalmente recomendable, aunque sus motores diésel no acaben de ser los mejores del mercado.

La imagen del Sportage, en especial su frontal, ha sido muy controvertida frente a lo convencional de la anterior generación
Solicita tu oferta desde 17.491 €