carrocería SUV Grande
puertas -
plazas -
maletero 598 l
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

Hyundai lanza en España el nuevo ix55, un gran SUV del que ya os adelantamos los primeros datos hace unos meses. Podríamos decir que es una versión europeizada del Hyundai Veracruz, ya que es virtualmente idéntico al SUV estadounidense, con la excepción de las motorizaciones y otros detalles. El ix55 – que estrena denominación en la gama Hyundai – mide 4.84 metros de longitud, 1.94 metros de anchura y posee una altitud de 1.75 metros. Sus cotas son similares al BMW X5 y es algo mayor que un Volkswagen Touareg.

Solicita tu oferta

Es precisamente a SUVs europeos del estilo a los que el ix55 pretende hacer la competencia. Enfocado abiertamente al lujo, y siguiendo la filosofía de la marca coreana, pretende cumplir sus mismas funciones con un precio más contenido. Empecemos por el diseño y aspecto exterior. El frontal no es especialmente imponente, pero posee detalles originales, centrado sobretodo en el diseño de la calandra y la curiosa disposición del logotipo. Los faros – con opción de lámparas de xenón – son bastante bonitos.

Consigue el mejor precio para el seguro del Hyundai ix55

De perfil no hay demasiado que destacar, la línea es sobria y sin alardes. Un detalle que me ha llamado la atención es que todos los ix55 tienen la parte baja de la carrocería pintada en otro color, ello puede dar juego a la hora de configurar nuestro coche en el concesionario. La zaga está dominada por el enorme portón del maletero, flanqueado por grandes ópticas LED de forma un tanto irregular. Por último dos grandes tubos de escape ovalados explusan los gases del nuevo propulsor V6 CRDi.

La unidad que emplea el ix55 cubica 3.0 litros y tiene una disposición de seis cilindros en uve. Gracias a la turboalimentación y la tecnología common-rail es capaz de entregar la muy elogiable cifra de 239 CV a 3.800 rpm. Es prácticamente la misma potencia que entregan sus competidores con motores diésel de seis cilindros. El par máximo es de unos generosos 450 Nm, constantes entre 1.750 y 3.500 rpm. Dentro de la abundancia, por ejemplo el Mercedes ML 320 CDI tiene un par máximo de 540 Nm.

El motor va unido a una caja de cambios automática tradicional de seis velocidades. La potencia se distribuye a las cuatro ruedas, pero el sistema de tracción integral no es permanente. Normalmente el tren delantero se encarga de propulsar al SUV, pero cuando se detectan pérdidas de tracción un embrague multidisco conecta en cuestión de milisegundos la propulsión trasera. Se puede conectar un modo “Lock”, que reparte a cada eje el 50% de la fuerza de manera constante.


Continuar leyendo