Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

Es hora de concluir la prueba del Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG. Hasta ahora hemos hablado de la habitabilidad, líder en se segmento, y las impresiones dinámicas a bordo, caracterizadas por una orientación al confort y un gran equilibrio general. En esta tercera parte nos toca hablar del equipamiento de serie, del precio que tiene y una pequeña comparativa téorica con algunos de sus rivales. Una comparativa nada fácil, pues sus rivales se mueven entre extremos como el Ford Focus y el Audi A3.

Primero os hablaremos del equipamiento de serie de nuestra unidad de pruebas. Estaba dotada con el nivel de equipamiento Advance, la llave de acceso a la gama Golf. Al contrario de lo que se pueda pensar, para nada es un coche que venga “pelado”, apenas se echa nada en falta. Es el único acabado disponible con el motor 1.2 TSI de 105 CV, aunque también se puede pedir con los motores 1.4 TSI de 122 CV, 1.6 TDI de 105 y 2.0 TDI de 140 CV. Descubrid su dotación tras el salto.

Equipamiento

  • Airbags frontales, laterales, de cortina (delanteros y traseros) y de rodilla
  • ABS + EBD
  • Reposacabezas delanteros activos
  • Control de estabilidad ESP + control de tracción ASR (no 100% desconectable)
  • Faros antiniebla con función de cornering
  • Retrovisores eléctricos calefactados con intermitente integrado
  • Rueda de repuesto tipo galleta

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

  • Volante forrado en cuero regulable en altura y profundidad
  • Climatizador monozona manual “Climatic”
  • Reposabrazos delantero
  • Elevalunas eléctricos en las cuatro puertas
  • Palanca de cambios forrada en cuero
  • Tapicería de tela “Roxy”

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)
Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

  • Molduras plateadas efecto aluminio
  • Portagafas
  • Guantera iluminada y refrigerada
  • Llantas de aleación “Wellington” en 15 pulgadas con neumáticos 195/65
  • Tapa cubremaletero
  • Avisador de velocidad rebasada: un pitido nos alerta si superamos una determinada velocidad

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

  • Radio “RCD 310”, con toma auxiliar y dock USB: me ha parecido uno de los puntos fuertes de este Volkswagen Golf. Tiene un manejo extremadamente intuitivo: simplemente seleccionamos el modo (radio, Media…) y con los botones que hay bajo su pantalla nos movemos por las diferentes opciones. Con un USB “pinchado” es posible buscar la canción que queremos sin dejar de escuchar la actual. Detalles de usabilidad en mi opinión muy importantes para el día a día.

Este es el equipamiento de serie, en líneas generales. Se echa de menos el control de velocidad Tempomat, disponible en opción, pero no equipado por nuestra unidad. No obstante, creemos casi imprescindible por 295€, encargar el paquete Advance Multifunción. Lo que nos ofrece es lo siguiente:

  • Luces diurnas
  • Sensores de luz y de lluvia: su funcionamiento es impecable
  • Levas del cambio DSG en la parte trasera del volante
  • Espejo retrovisor electrocrómico
  • Paquete de iluminación interior

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

  • Volante multifunción: simplemente controla el ordenador de a bordo y el equipo de sonido
  • Display multifunción Plus: se coordina con el ordenador de a bordo para ofrecernos mucha información detallada sobre el coche. Además de las típicas funciones de consumo medio, instantáneo, nos muestra la velocidad media o el tiempo de recorrido, siempre para dos “trip”. Sin embargo, esta pantalla también puede mostrar la velocidad actual de manera digital o la temperatura del aceite. Esta última característica me parece muy reseñable, pues muy pocos compactos la tienen.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)
Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

En esta pantalla también aparece información sobre la emisora de radio que estamos escuchando o el título, artista y álbum del MP3 que suena. Finalmente, hay un menú de ajustes que permite ajustar parámetros de la función “Coming Home”, unidades y demás toques de personalización. Su manejo es intuitivo, con las flechas laterales del volante nos movemos entre los modos de información, ajustes o audio y con las flechas verticales vamos desplazándonos por cada menú.

Seguridad

El Volkswagen Golf de sexta generación es uno de los compactos más seguros. Fue uno de los primeros coches en obtener cinco estrellas bajo los nuevos estándares de medición de EuroNCAP. Viene equipado de serie con toda una fiesta de airbags, control de estabilidad y tracción y elementos de seguridad activa indispensables como el ABS con distribución electrónica de frenado. El ESP no es 100% desconectable, siempre deja una pequeña reserva de seguridad, por si las moscas.

También ha pasado las pruebas EuroNCAP por el antiguo sistema de medición y los test de ADAC, obteniendo también cinco estrellas. Su puntuación ha sido de las mejores, 35 puntos sobre un total de 37 en cuanto a ocupantes, con una excepcional protección del copiloto. Su puntuación en protección de niños es de un 84%, y la protección a los peatones obtiene el 61% de la total. Podemos decir que es uno de los compactos más seguros, aunque la gran parte de sus rivales también obtiene las cinco estrellas.

Precio y rivales

El precio de nuestra unidad es de 20.660€, que serían 20.360€ de no haber encargado el paquete Advance Multifunción. Los Golf de cinco puertas tienen un sobreprecio de 600€ sobre los de tres puertas. Sus rivales son… básicamente todos los compactos de su segmento, tanto los premium como los generalistas. Se le ha intentado encasillar en uno de los dos grupos, pero lo cierto es que está a caballo entre ambas categorías. Es la referencia del segmento, y eso es innegable.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Uno de sus rivales es el Toyota Auris. Tiene un maletero de 350 litros, es sólo 5 cm más largo exteriormente y sus calidades interiores están prácticamente al nivel del Golf. Con el motor 1.33 VVT-i, aunque iguala consumos, sus 99 CV y 1.33 litros de cilindrada atmosférico, no es rival prestacional para el Golf, ni de lejos. Sí lo es la versión híbrida, que por sólo 19.950€ ofrece unas prestaciones superiores, un motor de 136 CV, un consumo de 3.8 l/100 km. Eso sí, las baterías dejan su maletero en 280 litros.

Un rival directo se encuentra también en el grupo Volkswagen, y es el Audi A3 Sportback. Con el mismo motor y caja de cambios S-Tronic de siete marchas, tiene un consumo de 5.3 l/100 km, menor que el Golf. Es 10 centímetros más largo, tiene 370 litros de maletero y un habitáculo igual de amplio, pero si cabe con un poco más de calidades. Es el coche de quién busca una distinción en imagen, puesto que para igualar equipamiento hay que superar los 27.000€ de precio.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Por la misma razón, el perfil de conductor de un BMW Serie 1 es muy diferente a quién busca un Golf. Nunca se puede generalizar, pero el comprador de un Golf digamos que busca un coche equilibrado, con cierta imagen de marca y buena calidad, aunque ello implique pagar algo más que por coches como el Renault Mégane. El Mégane es el compacto más vendido. ¿Qué ofrece ante el Golf? La versión comparable es un cinco puertas con el acabado TomTom Edition y motor 1.6 16v de 110 CV.

Sus prestaciones son casi idénticas a las del Golf, pero su consumo medio es de 6.7 l/100 km, casi 1 l/100 km más que el Golf. Su par motor también es considerablemente inferior. La mejora en acabados con respecto a la generación anterior es muy notable, pero aún no está al nivel del Golf, le falta un empujoncillo. En cuanto a equipamiento, lo iguala sin llegar a los 17.500€. Es un coche más grande, mide 4.30 metros y su maletero de 410 litros es casi líder entre los vehículos del segmento de los compactos.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Uno de sus rivales más directos es el nuevo Opel Astra. Pronto os ofreceremos pruebas con dos de sus motorizaciones. Sin embargo, es casi un coche que por tamaño está en otra liga: 4.42 metros de largo, con un maletero de 370 litros de capacidad. Su nivel de terminación interior es muy alto, y casi puede equipararse con el Golf. Su motor equivalente es un 1.6 de 115 CV, que tiene prestaciones bastante inferiores y consume 6.3 l/100 km. Con el acabado Enjoy y un equipamiento similar ronda los 17.500€.

Un japonés también rivaliza muy directamente con el Golf, y es el Honda Civic, que tiene una filosofía semi-premium similar. Con 4.25 metros de longtitud, tiene un ingente maletero de 485 litros (líder en su segmento) y unos acabados interiores que a pesar de ser precisos y de calidad, son menos vistosos que en otros coches. El motor rival es el 1.4 i-VTEC de 99 CV, puesto que el 1.8 i-VTEC de 140 CV juega en otra liga. Sus prestaciones son muy escasas. Equipado como el Golf, cuesta 20.600€.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Casi para terminar, el Mazda 3, que pudimos probar equipado con el motor 2.2 turbodiésel. Es un coche mucho más grande – 4.46 metros – y ni la habitabilidad o el maletero son sobresalientes, de hecho, son mejores en el Golf. Donde destaca es en unos acabados tan buenos como el Golf. Con un motor 1.6 de 105 CV sus prestaciones son claramente inferiores a las del Golf. El equipamiento en el acabado Style se iguala al del Volkswagen pagando 17.300€, lo que está muy bien.

Finalmente, el Hyundai i30, equipado con un motor 1.4 de 109 CV. El Hyundai i30 tiene una orientación tendiente al low-cost, pero con el acabado Comfort tiene el mismo equipamiento que tiene el Volkswagen. Mide 4.28 metros, pero su maletero cubica sólo 340 litros. Las calidades interiores son están al nivel del Golf, son bastante más basicas. Sus prestaciones son claramente inferiores a las del alemán. Sin embargo, sólamente cuesta 13.800€ y son casi 7.000€ de diferencia.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Podríamos seguir, y soy consciente de que no he mencionado a coches como el actual Citroën C4 (no podemos aún emitir un juicio), el Ford Focus (por ser ya muy veterano) o el Kia cee’d, por ser muy similar al Hyundai i30. Quedan coches en el tintero, pero no queremos alargarnos en exceso. Lo que vemos generalizando es que la mayor parte de los coches no tienen el equilibrio general del Golf, y que la gran mayoría son más baratos, aunque flaquean a nivel prestacional incluso con motores más potentes.

También hay que tener en cuenta que la diferencia de precio viene también motivada no sólo por calidades o motor, sino por la caja de cambios DSG. Puede que algunos de estos compactos tenga automáticas en opción – con estos niveles de potencia muy pocos – pero ninguna automática es una DSG, que francamente es una pieza de tecnología impresionante. La diferencia entre equipar o no equipar una DSG de siete marchas es de 1.600€. La versión manual tiene unas prestaciones casi idénticas.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)
Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

Quien quiera un Golf no va a arrepentirse de su compra, y quién busque un compacto de unos 100 CV y gasolina no va a encontrar nada con mejores prestaciones o mayor equilibrio general. Finalizamos el análisis de los rivales con un rival interno, el Golf equipado con motor 1.6 TDI de 105 CV. Sus prestaciones son un poco inferiores, pero gasta sólamente 4.2 l/100 km y lo podemos asociar a una caja de cambios DSG. Cuesta 22.310€ con el acabado Advance. Se amortiza con respecto al gasolina en unos 80.000 km.

El que busque ahorro a largo plazo debería escoger el diésel, aunque también hay que tener en cuenta que el 1.2 TSI es más refinado y silencioso, y a nivel de mecánica algo más sencillo y a priori fiable. Si vamos a hacer pocos kilómetros al año se impone frente al TDI también.

Conclusiones

El Volkswagen Golf es el rey del equilibrio, un coche sólido que aún no siendo en absoluto barato, tiene unos grandes acabados interiores, un habitáculo amplio y muy cómodo, un motor brillante para su potencia y cilindrada, y la siempre interesante caja de cambios DSG de siete relaciones. Tiene un comportamiento neutral y predecible. Es lo que podríamos llamar un alumno ejemplar, no hace mal nada. Lo consideramos un coche muy recomendable y una compra en la que no nos equivocaremos.

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (III)

A destacar

  • Equilibrado
  • Motor y transmisión muy buenos
  • Comodidad y consumos

A mejorar

  • Precio algo elevado
  • No monta Tempomat
  • El motor 1.2 TSI sólo está disponible con el acabado Advance

Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (I)

Imágenes: Sergio Álvarez
En Diariomotor: Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (I) | Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (II)

Vídeo destacado del Volkswagen Golf

Lee a continuación: Volkswagen Golf 1.2 TSI DSG, a prueba (II)

El Volkswagen Golf es un compacto que se renovó por completo recientemente y está disponible con carrocería de cinco puertas

Ver todos los comentarios 31