carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Mazda CX-7 es el modelo de la marca japonesa que congenia características de SUV con características de berlina, determinando un modelo de buen uso y comodidad para la carretera y la ciudad con ciertas aptitudes, aunque muy discretas, para salir fuera de estos dos campos. En Ginebra se ha presentado el modelo para este año que renueva ciertos aspectos de su diseño y además obtiene para su gama un nuevo motor diésel. Este modelo lleva dos años fuera de Japón y ha tenido un éxito variado, con gran acogida en Norteamérica y escaso recibimiento en Europa.

Con el fin de neutralizar estos negativos movimientos por el viejo continente Mazda ha decidido aplicarle un pequeño lavado de cara. Estéticamente mantiene esa actitud de coupé elevado y de utilidad gracias a sus cinco puertas aunque con ciertos caracteres renovados como una parrilla rediseñada, con ciertos recuerdos al nuevo Mazda 3, con unos nuevos parachoques en ambos extremos con aspecto más juvenil o con unas nuevas llantas en 19 pulgadas. En cuestión de medidas permanece invariable con sus 4.68 metros de longitud, 1.87 metros de anchura y 1.65 metros de altura junto a una distancia entre ejes de 2.75 metros.

Consigue el mejor precio para el seguro del Mazda CX-7

Estas mejoras parecen trasladarse además al interior en el que Mazda promete demostrar su trabajo con un nivel de ruidos mucho menor, gracias a los nuevos aislantes instalados, y a un general mayor nivel de los materiales empleados. Aún con ello el CX-7 muestra una importante habitabilidad para sus cinco ocupantes y un diseño bastante clásico, con el salpicadero terminado de forma recta y una consola central sin nueva orientación. Esta parte ha recibido mejoras, incorporando también las salidas del aire redondeadas y los displays de información y de navegación en la parte superior.

La nueva pantalla de información citada es sólo una de las novedades en cuestión de equipamiento pues también se ha mejorado la calidad del navegador integrado y se mantiene el climatizador, la conexión Bluetooth para el manos libres móvil en un nuevo equipo de sonido MP3, el sistema de visión trasera para el aparcamiento, etc. En seguridad el CX-7 incorpora más de seis airbags, el control de estabilidad, una nueva dirección asistida variable o un sistema que alerta con las luces cuando se realiza una deceleración muy brusca, tratando de evitar una posible colisión.

El propulsor principal del Mazda CX-7 sigue siendo el feroz MZR turbogasolina de 2.3 litros y 260 CV a 5.500 rpm , un potente motor disponible desde el inicio y que hace de las suyas en el pequeño Mazda 3 MPS. Ofrece un fulgurante par máximo de 380 Nm recogido a las medianas 3.000 vueltas, capacitándolo para elevarse en velocidad hasta los 210 km/h y para asentar una aceleración de sólo 7.9 segundos hasta los 100 km/h. El consumo es alto pero lógico para este modelo, rondando los 10.2 l/100 km de media. Mecánicamente la novedad recae en un más económico motor turbodiésel.


Continuar leyendo

Todas las noticias del coche Mazda CX-7

Cuando realizamos la prueba del Mazda CX-7 en abril de 2010 os presentábamos un todocamino impecable en muchos aspectos, con el manejo de una buena berlina, equipamiento muy completo a un precio no prohibitivo y el empujón que supuso un lavado de cara al filo del ecuador de su vida comercial y el estreno de una motorización diésel para el público europeo.

Continuar leyendo »

10 de Septiembre de 2012

En estos tiempos de incertidumbre la mayoría de las marcas de automóviles tienen que ingeniárselas para mantener unas cuotas de ventas aceptables. Sobre todo si se trata de una firma que no tiene una tradición grande en nuestro país – el caso claro de Mazda por el momento – y que además no cuenta con trozo grande del pastel: un 1 % del total de turismos vendidos en 2010 y un 0,8 % en lo que va de año. Con esa idea nace el Mazda Challenge.

Continuar leyendo »

EuroNCAP vuelve a publicar más resultados de sus pruebas de choque (o crash tests) como hace puntualmente. Los últimos modelos analizados son el Alfa Romeo Giulietta, el BMW Serie 5 y el Mazda CX-7 y por supuesto siguen los recientes cambios en el criterio de puntuación.

Continuar leyendo »

Nuestra unidad de pruebas ha sido un Mazda CX-7 2.2 CRTD con acabado Luxury (36.450€), en cuanto a confort y seguridad viene equipado con prácticamente todos aquellos extras que podamos esperar de un automóvil de este precio y nivel. Por debajo también tenemos el acabado Active (30.800€), el más sencillo, y el Active+ (33.450€) que de serie ya es muy completo.

Continuar leyendo »

Después de haber analizado el habitáculo del Mazda CX-7 en la primera parte de la prueba, la conclusión a la que llegamos es que estamos ante un refinado todocamino en el que se ha trabajado a fondo para ofrecer un elevado nivel de confort. Ahora analizaremos sus aptitudes dinámicas y los entresijos del motor diésel, el corazón de este automóvil y una de las claves del éxito que está teniendo el renovado todocamino.

Continuar leyendo »

13 de Abril de 2010

Se podría decir que en los últimos años, desde que en 2007 llegase a Europa, el Mazda CX-7 ha pasado por nuestro país con pena y sin gloria. Pero aquí lo tenemos, con un motor diésel y un buen lavado de cara que son el revulsivo perfecto para dar la vuelta a la tortilla y hacerse con la parte de cuota de mercado que reclamaba situándose como un todocamino de tamaño medio pero tirando a grande.

Continuar leyendo »

El Mazda CX-7 es el modelo de la marca japonesa que congenia características de SUV con características de berlina, determinando un modelo de buen uso y comodidad para la carretera y la ciudad con ciertas aptitudes, aunque muy discretas, para salir fuera de estos dos campos. En Ginebra se ha presentado el modelo para este año que renueva ciertos aspectos de su diseño y además obtiene para su gama un nuevo motor diésel. Este modelo lleva dos años fuera de Japón y ha tenido un éxito variado, con gran acogida en Norteamérica y escaso recibimiento en Europa.

Continuar leyendo »

5 de Marzo de 2009

El preparador nipón AutoExe nos muestra una modificación del Mazda CX-7 que no podría entrar dentro de lo que consideraríamos una preparación “discreta”. El modelo resultante, denominado por AutoExe ER-03, cuenta bajo el capó con el motor de serie sumado a un nuevo intercooler que mejora notablemente la aceleración. El cambio en la mecánica se completa con la suspensión y amortiguación deportiva.

Continuar leyendo »