carrocería
puertas -
plazas -
maletero 129 l
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El Nissan Pixo se presentó en sociedad en el pasado Salón de París, se trata de un urbano de tamaño pequeño enfocado a quienes buscan un utilitario económico, tanto por su precio de adquisición como por su consumo y mantenimiento. Este modelo es una adaptación del Suzuki Alto, no obstante se fabrica en la factoría que la japonesa Suzuki tiene en Delhi (India). Así se consigue abaratar los costes de diseño y producción del modelo.

En los tiempos de la gran depresión económica internacional el segmento de los turismos de bajo coste cobra mayor fuerza si cabe. Por ello Nissan ha enfocado este modelo a la economía de uso dotándolo de un pequeño propulsor tricilíndrico de gasolina de 1 litro que entrega 68 cv a 6.000 rpm y maximiza la eficiencia. Gracias a la avanzada tecnología de su moderno propulsor y a su reducido peso de tan sólo 855 kg en el nivel básico, el Pixo ofrece una media de consumo increíble: 4,4 l/100 km en ciclo mixto, 3,8 l/100 km en extraurbano y sólo 5,5 l/100 km en ciudad, con unas emisiones de CO2 de 103 gr/km.

Consigue el mejor precio para el seguro del Nissan Pixo

El Nissan Pixo mide 3,56 metros, lo que le sitúa por tamaño por encima del Citroën C1 (3,43 m), por debajo del Citroën C2 (3,66 m) e igualado con el Fiat 500. Cuenta con 4 plazas a las que se accede a través de 4 puertas de tamaño suficiente para permitir la entrada cómoda de un adulto. El resto de las dimensiones se completan con el alto de 1.470 mm, la anchura de 1.600 mm y la distancia entre ejes de 2.360 mm. Su maletero cubica 129 litros, que se pueden ampliar hasta los 367 litros con los asientos traseros abatidos.

En el apartado estético, el Pixo se distingue de su hermano gemelo de Suzuki por pequeños detalles, siendo su frontal la parte más diferenciadora, donde adopta los faros con la estética que emplea el Note. Según Nissan, estos faros cuentan con una ingeniosa solución de diseño que ya emplean el Micra y el Note. Se trata de un saliente en la parte superior de los mismos, visible desde el puesto de conducción, que ayuda al conductor a tener referencias visuales que le facilitan las maniobras de aparcamiento.

El interior del Pixo es bastante simple, de hecho la instrumentación está compuesta simplemente por un velocímetro redondo que muestra, además de la velocidad, un indicador digital del nivel de gasolina y el cuentakilómetros. El salpicadero está revestido en plástico de color negro y gris, lo que le da un toque juvenil. Por el habitáculo se reparten numerosos huecos y guanteras donde alojar objetos pequeños, incluyendo un cajón iluminado en el salpicadero, justo encima de los mandos de la calefacción. Las ventanillas de las puertas traseras tienen apertura de tipo compás.

La suspensión sigue un esquema de tipo McPherson en el eje delantero y de eje rígido con tres brazos en el trasero. Cuenta de serie con llantas de acero de 14 pulgadas (que podrán ser de aleación en opción), dirección asistida de piñón y cremallera (con un radio de giro de sólo 4,5 metros) y un sistema de frenos con ABS compuesto por discos en eje delantero y tambores en el trasero. El ESP es un elemento opcional. Equipa una caja de cambios manual de 5 relaciones, existiendo en opción una caja automática de 4 relaciones.


Continuar leyendo

Solicita tu oferta