El Ford Edge es un SUV de generosas proporciones con detalles premium

El Ford Edge es un SUV de tamaño medio/grande de 5 plazas, la alternativa de mayor tamaño de Ford. Completa una gama de crossovers en la que también nos encontramos al Ford Ecosport como modelo pequeño y al Ford Kuga como alternativa de tamaño medio.

Actualmente se vende la segunda generación del Ford Edge aunque es la primera que llega al mercado europeo. La primera generación se vendió desde 2006 a 2014 y la actual, esta segunda generación, se presentó en junio de 2014, iniciándose su comercialización en España ya en 2016.

La llegada del Ford Edge al mercado europeo es fruto de la estrategia One Ford, culpable también de la llegada del Mustang

Su llegada al mercado europeo es fruto de la reciente política de unificación de mercados One Ford (información de esta unificación de productos y procesos de producción), una política que también ha hecho que el Ford Mustang sea ahora un producto global.

El Ford Edge se posiciona a medio camino entre opciones premium y generalistas y entre alternativas de gran tamaño y tamaño medio como el KIA Sorento o el Volkswagen Touareg, ofreciéndonos una perspectiva más económica del segmento que modelos como el BMW X5 o el Jeep Grand Cherokee.

El Ford Edge cuenta con una buena habitabilidad y un buen equipamiento

Con una longitud de 4.8 metros el Ford Edge busca ofrecernos una buena habitabilidad, buenos acabados y ajustes y una buena dotación de equipamiento, destacando la gran pantalla del sistema multimedia con la tecnología SYNC o sistemas de seguridad como el reconocimiento de señales, el control de crucero adaptativo, el asistente de mantenimiento en el carril o los cinturones con airbag (vídeo del cinturón con airbag). También destacan elementos de confort como los asientos calefactados y refrigerados o el Active Noise Cancellation, un sistema que se encarga de mitigar el sonido exterior para mejorar la calidad acústica del interior.

Motores del Ford Edge

Mecánicamente la gama del Ford Edge se encuentra conformada por una única motorización diésel, un motor 2.0 de 4 cilindros con dos niveles de potencia, 180 caballos y 210 caballos, quedando el primero asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades mientras que la versión más potente queda en manos de una caja de cambios automática Powershift, también de 6 relaciones.

Un SUV muy bien equipado

El Ford Edge al detalle

El Ford Edge cuenta con una importante dotación de ayudas a la conducción y buenos detalles en su equipamiento. Si acudimos a la versión Vignale, la más lujosa (también con el precio más caro claro), todo queda además aderezado por una experiencia aún más premium que se hace notar incluso en la pintura de su carrocería, en sus llantas, en el diseño de la tapicería de su habitáculo...

Ford Edge

El gran SUV de Ford ahora también en Europa

Una importante presencia de asistentes a la conducción para hacerlo muy seguro

Tecnología del Ford Edge

A bordo del Ford Edge, centrándonos en su apartado más tecnológico, destaca su instrumentación digital y el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas que, apoyado por la tecnología Ford Sync 3, nos permite darle órdenes a través de comandos de voz.

Además el Ford Edge cuenta con un importante despliegue de asistentes a la conducción como el sistema de reconocimiento de señales, el sistema de mantenimiento en el carril (con alerta por salida involuntario), el control de crucero adaptativo, el sistema de alerta de ángulo muerto, el asistente inteligente de velocidad (que te advierte al sobrepasar los límites de velocidad) o la alerta por tráfico cruzado, un asistente que se encarga de advertirte si se aproxima algo por los lados (otro coche, un viandante...) mientras realizas una maniobra marcha atrás.

Además tampoco podemos pasar por alto otros elementos importantes elementos de equipamiento como su sistema de cámaras o la iluminación LED adaptativa.

Espacio y equipamiento entre los puntos más positivos del Ford Edge

Lo más destacado del Ford Edge

Tras poner a prueba al Ford Edge destacaríamos la habitabilidad de su interior, así como su dotación de equipamiento. También destacaríamos la personalidad de este modelo entre las alternativas europeas, con una clara identidad norteamericana y una evidente apuesta por lo XXXL, por lo robusto, proponiéndonos cierto toque exclusivo.

Su maletero de 507 litros también es un importante dato a destacar así como la presencia de la tracción total.

Ford Edge