Toyota GT 86

Desde 30.900 euros

Toyota GT 86
Galería Toyota GT86 a fondo

  • Toyota_GT86_1
  • Toyota_GT86_2
  • Toyota_GT86_3
  • Toyota_GT86_4
  • Toyota_GT86_5
  • Toyota_GT86_6
  • Toyota_GT86_7
  • Toyota_GT86_8

El Toyota GT 86 es un coupé deportivo de 4 plazas que comparte diseño y la práctica totalidad de la mecánica con el Subaru BRZ. Se presentó en 2011 derivado del concept Toyota FT 86 y se comercializa en España con un precio de partida de 29.990 euros. Por su configuración mecánica, su diseño y su precio tiene un abanico limitado de rivales, podríamos mencionar al Peugeot RCZ, desde 28.900 euros o al Mazda MX-5, desde 24.000 euros.

El Toyota GT 86 tiene una longitud de 4.240 mm, una anchura de 1.775 mm y una altura de 1.285 mm. Su maletero es de 243 litros (ver imagen del maletero) y su peso en vacío es de 1.239 kg. Su depósito de combustible tiene una capacidad de 50 litros.

La mecánica del Toyota GT 86 está formada por un motor bóxer de 4 cilindros y 2 litros desarrollado conjuntamente por Subaru, el bloque, y Toyota, el sistema de inyección (ver imagen del motor). Este motor desarrolla 200 caballos, con un par de 205 Nm. Es tracción trasera y asociado a la transmisión manual de 6 relaciones consigue marcar una velocidad máxima de 226 km/h, con una aceleración en el 0 a 100 km/h de 7.6 segundos. También se ofrece con una transmisión automática, aunque con ella, se pierte gran parte del atractivo dinámico de este modelo. La velocidad máxima del modelo automático es de 210 km/h mientras que la aceleración en el 0 a 100 km/h es de 8.2 segundos. Con el cambio manual el consumo mixto es de 7.8 l/100 km y de 7.1 l/100 km con el automático.

La gama del Toyota GT 86 queda compuesta por un único nivel de equipamiento y la opción de elegirlo manual o automático. De serie cuenta con llantas de 17 pulgadas, cierre con mando, faros antiniebla delanteros, luces de encendido automático, con faros diurnos de led y faros delanteros HID xenón, retrovisores eléctricos calefactados, climatizador automático bizona, volante ajustable, control de crucero, pedales en aluminio, cuero en volante y pomos, tapicería en cuero/alcántara y equipo de audio Toyota Touch con pantalla táctil, bluetooth y toma USB.

De la prueba del Toyota GT 86 cabe destacar su excelente dinámica por encima de cualquier otro aspecto. Tiene una estética agresiva que resulta bastante llamativa con un interior sencillo (ver imagen del habitáculo) en el que prima una posición de conducción muy deportiva, baja y con las piernas estiradas (ver análisis del diseño exterior e interior). Las plazas traseras son testimoniales (ver imagen de las plazas traseras).

Dinámicamente el Toyota GT 86 cuenta con un comportamiento muy divertido. Es fácil hacerlo deslizar y es igual de fácil controlar cualquier atisbo de derrapaje. El Toyota GT 86 pide ser conducido alto de vueltas para tener una entrega de potencia realmente apreciable. La caja de cambios manual tiene un tacto excelente y es capaz de dejarnos con consumos de unos 8 l/100 km en condiciones normales (ver análisis de la dinámica del Toyota GT 86).

En el apartado de seguridad cuenta con asistente de frenada de emergencia, control de estabilidad, control de tracción, frenos ABS, airbag de rodilla, delanteros, laterales y de cortina, anclajes ISOFIX y recordatorio de cinturones visual y sonoro.