carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El tan esperado cambio generacional del Mercedes Clase C Sportcoupé se presenta en el Fashion Week de Berlín bajo una campaña de muestra y promoción en la que los protagonistas son Eva Padberg y el propio CLC. La original presentación sirve para mostrar un buen trabajo de rediseño o más bien de refinamiento que afecta a pequeñas partes de la carrocería y del interior. Como es lógico, pequeños cambios en la mecánica y opciones de caracter deportivo disponibles acompañarán al nuevo Sportcoupé.

Exteriormente, no se puede olvidar el gran cambio externo que sufre sobre todo la parte frontal. El cambio es prácticamente paralelo al del nuevo SL: las clásicas ópticas dobles dejan lugar a unas cubieras de faros más integradas en la carrocería de forma longitudinal mientras que el parachoques se ajusta de mejor manera a la nueva parrilla que pierde barras transversales. Desde el frontal hasta la parte trasera no hay cambios apreciables, salvo el nuevo techo panorámico por partes extendido desde el pilar A al C. Finalmente, la ligera remodelación de las ópticas traseras pasa desapercibida al apreciar la tercera luz de freno extendida prácticamente por todo el portón.

Consigue el mejor precio para el seguro del Mercedes CLC Sportcoupé

El añadido quizás más interesante es el paquete deportivo que Mercedes ha creado para su coupé. Entre otras cosas, incluye llantas de aleación de 18” con neumáticos más anchos, faros delanteros tintados de negro y suspensión deportiva reducida, aunque la estrella es la nueva dirección asistida variable, que regula su asistencia según el ángulo de giro. El kit afecta al interior en la piel del volante, en los cromados y en la consola del conductor como vereis en las imágenes del interior.

La oferta mecánica oscila entre los 122 Cv y los 272 Cv con cuatro propulsores de 4 cilindros y dos de 6 cilindros en uve. La novedad en este aspecto llega con el CLC 200 KOMPRESSOR, cuyo motor aumenta su potencia con 20 Cv hasta los 184 Cv mientras que su consumo se reduce hasta los 7.8 l/100 km en consumo combinado. Ademas, los propulsores diésel reducen sus consumos. Concretamente, el 200 CDI consume ahora 5.8 l/100 km también en ciclo mixto con lo que alcanza una autonomía de 1.000 km.

Las transmisiones se harán a través de caja de cambios manual de 6 velocidades por defecto en todos los motores, aunque los de cuatro cilindros pueden utilizar opcionalmente la automática de 5 velocidades y los V6 pueden incorporar la transmisión automática de 7 velocidades 7G-Tronic.


Continuar leyendo