Alemania avisa: el escándalo de Volkswagen puede extenderse a más marcas

 |  @davidvillarreal  | 

Sabíamos que tarde o temprano iba a pasar. Que la duda comenzase a sembrarse sobre otros modelos, sobre otros fabricantes más allá de Volkswagen. Eso no significa que esos modelos, de momento, hayan recurrido a técnicas ilegales como la descubierta en los TDI de Volkswagen en Estados Unidos – y por extensión en el resto del mundo. Aunque en Alemania ya han hecho público que han detectado importantes discrepancias entre las mediciones reales, y de homologación de otros modelos y fabricantes más allá de Volkswagen. La sombra de sospecha se cierne sobre toda una industria, que ha de afrontar el golpe mediático que ha supuesto el caso Volkswagen, y una preocupación creciente en la opinión pública al respecto de las emisiones de gases contaminantes de nuestros coches.

La Kraftfahrt-Bundesamt (KBA), el organismo alemán encargado del registro de vehículos motorizados, inició una investigación con el escándalo de Volkswagen para determinar si había discrepancias entre las emisiones reales, y homologadas, de diferentes modelos (entre los que también se incluían algunos del grupo Volkswagen). En total se han analizado más de 50 coches, de 23 marcas diferentes, alemanas y extranjeras.

El criterio empleado para estudiar las emisiones de los vehículos escogidos pasa por diferentes razonamientos, desde el hecho de que existan indicios de que un modelo puede haber adulterado su homologación de emisiones, hasta la importancia, a nivel comercial, del producto en Alemania.

La KBA habría analizado ya dos terceras partes de todos los vehículos de que ha dispuesto. Aún no se ha anunciado qué modelos podrían haber mostrado discrepancias importantes entre las pruebas de homologación de NOx que se están llevando a cabo en banco de rodillos, y las que se están realizando con equipamiento móvil, emulando condiciones de conducción reales, o al menos más realistas que las realizadas en banco de rodillos. Los modelos que se han analizado son los siguientes:

Marcas alemanas:

* Audi A6 y A3
* BMW Serie 3, Serie 5
* Ford Focus, C-MAX
* Opel Astra, Insignia y Zafira
* Mercedes Clase C, CLS, Sprinter y Clase V
* MINI
* Porsche Macan
* Smart Fortwo
* Volkswagen Golf, Beetle, Touran, Polo, Passat, Polo, Golf SportsVan y Touareg

Marcas extranjeras:

* Alfa Romeo Giulietta
* Chevrolet Cruze
* Fiat Panda y Ducato
* Dacia
* Hyundai ix35 e i20
* Honda HR-V
* Jeep Cherokee
* Range Rover Evoque
* Mazda 6
* Mitsubishi ASX
* Nissan Navara
* Peugeot 308
* Renault Kadjar
* Toyota Auris
* Volvo V60

La KBA (ver nota de prensa) estaría ya en contacto con los fabricantes para determinar si ha existido alguna irregularidad. Mientras tanto, aún no se ha facilitado más información acerca de los afectados, ni tampoco una fecha en la que se anuncien los resultados de este estudio que ya está próximo a su conclusión.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Caza de brujas: la EPA estadounidense probará las emisiones en circulación de todos los coches diésel

  • Siro

    Lo mejor para solucionar un problema es echar mierda sobre los demas. Al final seguiran contaminando los Volkswagen pero si metemos mas en el saco es más divertido, pero de solucionar las emisiones naranjas de la china.

    • Miguel

      Así es la guerra. Si manchas a todos de mierda la del mas guarro se nota menos.

  • Rest

    Si Alemania avisa, el resto del mundo les responderá. A lo mejor un par de sopapos les achanta tanta altanería.

  • craso_error

    …con lo cuál, ya pueden encomendarse a la Virgen para que en los próximos días encuentren los correspondientes defeat devices en estos modelos, porque sino… la que se les viene encima. N-ésima cagada de los alemanes… y los récords están para superarlos…

  • Moxilo

    Ford es alemana ?

    • Moxilo, Ford produce modelos destinados al mercado Europeo en distintas plantas hasta en Gran Bretaña.

  • propargilo

    Creo que se está confundiendo un poco a la opinión pública.
    Una cosa es que las emisiones reales superen a las del ciclo de homologación (lo cual se debe fundamentalmente a un ciclo de homologación que poco o nada tiene que ver con las condiciones reales de trabajo del vehículo) y otra cosa muy diferente es que la marca implante un dispositivo tramposo para que falsee las emisiones, siendo esto último lo que ha hecho volkswagen.
    En consecuencia para nada se puede hablar de situaciones comparables.
    Lo que volkswagen ha hecho es una estafa masiva a sus clientes así como un delito medioambiental contra la salud de las personas, hecho éste último que tiene responsabilidades penales. Otra cosa es que dada la influencia y poder económico del grupo, los diferentes Estados se atrevan a llegar a las últimas consecuencias.