carrocería-
puertas-
plazas-
maletero-
potencia-
consumo-
precio-
valoración
-

Llegada diez años después de su antecesor, la quinta generación del exitoso pick-up de Mitsubishi, de apellido L200, sumaba otro capítulo a la ya dilatada historia de la firma japonesa, en este caso a través de una profunda revisión de un vehículo que se ensambla en la planta tailandesa de Laem Chabang, factoría en la que se produce este modelo desde su tercera generación. El Mitsubishi L200 sigue siendo la unión de la firma de los tres diamantes con sus orígenes más aventureros.

Está disponible en dos tipos de carrocería: cabina y media (biplaza) y doble cabina con cuatro puertas, las cual se diferencian por el espacio y la configuración del habitáculo. Precisamente es el interior una de las áreas que más cambios reciben frente a su predecesor, optimizándose no sólo el aislamiento acústico y la amortiguación de vibraciones, sino adoptando también el diseño y la calidad de materiales a la altura de un turismo convencional.

Presenta buen tacto y acabados, estrenando además un sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil presidiendo la consola central. Entre otros elementos a destacar, cuenta con sistemas como el aviso de cambio de carril involuntario, Auto Stop & Go, apertura/cierre y arranque sin llave o cámara de visión trasera, equipamiento especialmente tecnológico destacable en un vehículo de estas características.

En cuanto al exterior, las formas son más integradoras que lo que nos encontramos habitualmente entre los pick-ups. Las formas de la caja trasera se integran en el diseño de la cabina, evitando que estas parezcan pertenecer a elementos independientes. En cuanto al frontal, no se aprecian grandes modificaciones, estrenando nuevas ópticas más afiladas. El musculo sigue siendo la seña identificadora del conjunto, bien moldeado y con pequeñas píldoras de modernidad.

Motores del Mitsubishi L200:

La quinta generación del L200 se oferta en una motorización, 2.4 DiD, disponible en dos potencias de 154 y 181 CV, las cuales ofrecen un par motor de 380 y 430 Nm respectivamente. En cuanto a la transmisión, la versión más potente sólo está disponible con una caja automática INVECS-II de 5 velocidades con convertidor de par, modo Sport y cambio con levas detrás del volante, mientras que la versión de acceso de gama también se puede comprar en el mercado español con cambio manual de 6 velocidades.

¿Por qué comprar un Mitsubishi L200?

Sigue siendo toda una eminencia en su segmento. El Mitsubishi L200 es desde hace cuatro décadas un gran compañero en las tareas del campo. Robusto, fiable, rudo y con grandes capacidades off-road. La llegada de esta última generación le permitió actualizarse estéticamente y adaptarse en parte a los tiempos actuales, todo ello sin perder ni un ápice de su carácter funcional y gran capacidad de carga.

Si bien no se acerca a los civilizados SUV actuales en términos estéticos, su buen comportamiento lejos del asfalto, confiabilidad y el buen confort de marcha a pesar de sus cualidades 100% destinadas al fuera pista lo hacen ser un vehículo ideal para el día a día en el campo, además de una gran herramienta de trabajo para otros profesionales que desempeñan su actividad laboral en condiciones y terrenos muy exigentes, tales como minería u obra civil. El L200 cuenta con una capacidad de remolque de 3.100 kg, lo que permite remolcar elementos pesados y voluminosos.

Todas las noticias del coche Mitsubishi L200

El coche que tenéis en pantalla es el Mitsubishi L200 Barbarian SVP. Con un nombre más propio de un grupo de heavy metal de los ochenta, es el primer vehículo creado por SVP (Special Vehicle Projects), una nueva división de Mitsubishi que se encargará de construir vehículos exclusivos. Una división de vehículos personalizados, como Ferrari Special Projects, McLaren Special Operations o Rolls-Royce Bespoke. Como lo oyes. Su presentación se ha enmarcado en el bastante poco glamuroso Commercial Vehicle Show de Birmingham, en Reino Unido. ¿Por qué lanza esta división Mitsubishi? ¿Qué tiene de especial esta Mitsubishi L200 "barbárica"?

Continuar leyendo »

De una forma más muy discreta Mitsubishi ha presentado los reajustes que ha practicado en su pick-up L200, que ya llevaba unos cuatro años sin sufrir nada más que ligeras modificaciones. Ahora le toca lo que llamaríamos “lavado de cara” pero con algo más. No es que gane demasiado en su aspecto pero sí mejora pequeños detalles, crece en capacidad, aumenta el equipamiento y dispone de mayor potencia diésel.

Continuar leyendo »

Hace unos días conocíamos al Toyota Hilux TRD, una versión deportiva del útil Toyota Hilux. Mitsubishi pondrá muy pronto a la venta una edición especial más deportiva de su pick-up L200 2.5 DI-D. Será únicamente ofrecida en el Reino Unido y se denomina Walkinshaw Performance, nombre del preparador que se ha encargado de deportivizar al robusto vehículo. Los cambios no se centran sólamente en una estética más deportiva, también afectan al tren de rodaje y al motor.

Continuar leyendo »