carrocería -
puertas -
plazas -
maletero -
potencia -
consumo -
precio -
valoración
-

El BMW Serie 8 es, sin duda, uno de los emblemas históricos más importantes de BMW. Esta denominación fue escogida por BMW, allá por los años ochenta, para designar al coupé más distinguido y tecnológico que jamás haya lanzado la marca alemana. Aquel coupé se comercializó durante una década completa y marcó numerosos hitos, para BMW, y para la industria del automóvil, estrenando tecnologías que años más tarde acabarían en otros productos de la marca.

En pleno siglo XXI, y tres décadas más tarde, BMW ha anunciado otro acontecimiento importante, el regreso del BMW Serie 8. Se espera que este nuevo Serie 8 sea un gran coupé, aún más distinguido, tecnológico y lujoso que el BMW Serie 6, cuya comercialización finalizará pronto.

Consigue el mejor precio para el seguro del BMW Serie 8

El BMW Serie 8 fue el nombre escogido para el coupé más innovador jamás creado por BMW, que estuvo a la venta entre 1989 y 1999, y el nombre que recibirá un nuevo gran coupé que conoceremos en 2017 y que debería sustituir al BMW Serie 6

Historia del BMW Serie 8

Presentado en el Salón de Frankfurt de 1989, el BMW Serie 8 fue un auténtico prodigio tecnológico, que sentó los precedentes de cómo la última tecnología, la innovación técnica, y el exquisito refinamiento, podían unirse en un automóvil en pos del confort y el lujo.

La tecnología del Serie 8

Decíamos que el BMW Serie 8 fue uno de los coches – probablemente el que más – más innovadores jamás creados por BMW. BMW apostó por un diseño de coupé muy agresivo y deportivo, con faros escamoteables, y carente de pilar central. Apostó por suspensiones multi-link de cinco brazos en el eje trasero, para alcanzar el máximo confort, retrovisor interior antideslumbrante, cierre centralizado con mando a distancia, ajuste eléctrico para la columna de la dirección, y un despliegue tecnológico sin precedentes.

El BMW Serie 8 ya contaba con un bus de datos multiplexado para la centralita. A la postre, su extensa dotación tecnológica no estuvo exenta de problemas eléctricos, que quizás sean su mayor defecto a la hora de pensar en un BMW Serie 8 como una compra realmente atractiva en el mercado de ocasión.

Su tecnología y los sistemas eléctricos equipados por el BMW Serie 8 sin duda hacían de él uno de los coches más innovadores jamás creados por BMW

Motores del BMW Serie 8

En cuanto a los motores del BMW Serie 8, se comercializó con motores V8 y V12, posicionándose en un escalón muy alto de gama que hasta ahora no ha vuelto a ser ocupado por ningún otro BMW. Digamos que aquel BMW Serie 8 se posicionó como la visión más elitista de un gran turismo.

Su motor V12 daría vida poco más tarde al motor empleado por el McLaren F1. En el BMW Serie 8, desarrollaba inicialmente 300 CV de potencia y estaba asociado a un cambio manual de seis relaciones, o a un cambio automático de cuatro. Era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, una cifra muy respetable para un coupé de 1.800 kilogramos.

Su motor V12 se emplearía más adelante en desarrollar una versión más potente de ese motor para el McLaren F1

BMW M8

BMW llegó a explorar, incluso, la posibilidad de lanzar una versión aún más deportiva y potente del BMW Serie 8. Aquel BMW M8, por desgracia, jamás llegó a comercializarse. Sí existió un prototipo, plenamente funcional, que equipado con el motor V12 (M70) alcanzaba los 550 CV de potencia.