comscore
MENÚ
Diariomotor
Porsche

7 MIN

La herejía es necesaria para sobrevivir en la industria del motor: de Porsche a BMW pasando por CUPRA

Porsche 911 Carrera 2020 0719 007

Hace unos días estaba preparando el protocolario artículo con los datos de matriculaciones del octubre de 2020, y claro, me puse a curiosear el desglosado por modelos. Por varios motivos que no vienen ahora al caso, o puede que sí, consulté en primer lugar los datos de Porsche y, ¡sorpresa! En este mes de octubre habían vendido 22 Porsche Taycan, es decir, más que Porsche 911 (9 unidades), Boxster (9 unidades) y Cayman (1 unidad) juntos. Lo de los SUV ya mejor ni hablamos (65 Cayenne y 60 Macan). Pues sí señores, la herejía es necesaria en el mundo del automóvil para poder sobrevivir, y lo digo afirmando, no preguntando, pero echemos un vistazo rápido a los casos más sonados, porque en estos últimos días mucho se ha hablado del CUPRA Formentor con 150 CV por menos de 30 mil euros.

Las casi 165.000 unidades vendidas del Boxster 986 de primera generación salvaron Porsche: un deportivo con motor bóxer central refrigerado por agua.

Ya que hemos empezado con el fabricante de Stuttgart sigamos con él. A finales de los ochenta y principios de los noventa Porsche vivía una situación que era insostenible, sus cifras de ventas rara vez superaban las 20.000 unidades, pues un portfolio de modelos básicamente articulado en el 911, ya que la serie transaxle no terminó de calar entre el público, no daba para más. De hecho, en 1993 vendió poco más de 13.000 ejemplares, siendo posible sostener la marca ofreciéndose como servicio de ingeniería externo (algo similar a lo ocurrido en el crepúsculo de Saab, pero eso es otra historia).

Precisamente fue de ahí donde surgieron esos SEAT Ibiza“System Porsche”, el Volvo 850 T-5R cuyo motor fue puesto a punto por los alemanes, al igual que el V6 de 255 CV del Renault Clio II. Sin embargo, también se dieron colaboraciones más estrechas, como las del Audi RS2 y Mercedes 500E, los cuales salía de las propias instalaciones de Porsche.

El Mercedes 500 E fue fruto de una estrecha colaboración entre la firma de la estrella y Porsche.

Todo ello les llevó a desarrollar un nuevo modelo al inicio de los noventa, un roadster con motor bóxer central refrigerado por agua, y que compartía una gran cantidad con el hasta hace poco polémico Porsche 911 serie 996. Los puristas de la marca pusieron el grito en el cielo: ¿Refrigerado por agua? ¿Con motor central? ¿Igual que nuestro idolatrado nueve-once? ¡Porsche se ha traicionado y va a la ruina! Todo lo contrario, se convirtió en un auténtico éxito de ventas con casi 165.000 ejemplares vendidos.

La historia se repitió con el lanzamiento del Cayenne en el 2002, magnificada por su condición de SUV, pero lo cierto es que fueron esos dos modelos que salvaron a Porsche de la ruina los que han permitido que hoy día existan máquinas tan queridas por todos nosotros como el Porsche 911 Turbo S.

Eslogan de un anuncio de BMW: “That´s why we don´t have front wheel drives”

Pero no sólo Porsche se ha enfrentado al dilema de traicionar sus principios para sobrevivir, otra de esas marcas, que al igual que ella, la deportividad corre por sus venas, es BMW, y sí, vamos a hablar de su “traición delantera”. Por cierto, en el anuncio que puedes del sapo, aparece escrito “That´s why we don´t have front wheel drives”, que significa, “Esto es por qué nosotros no tenemos tracciones delantera”. ¡Qué tiempos!

Todo empezó hace 20 años con el relanzamiento de MINI, un urbano con el que la gente Múnich pretendía crear el segmento B premium, cosa que cumplieron, y con creces. Así pues, para conseguir que ese MINI se comportara como debiera desarrollaron un plataforma específica desde cero, de tracción delantera con motor transversal, suspensión McPherson delante y multibrazo atrás. Por aquel entonces era una plataforma más avanzada que la que podía encontrarse en un Golf de la época, y este elemento, junto con una familia de motores, son los que más dinero se llevan en inversión al desarrollar un coche.

El MINI se vendía bien, pero una plataforma para ser usada sólo en un coche de menos de 30 mil euros no era viable, así que empezaron a crear nuevas variantes de del pequeño británico: Clubman, Paceman, Coupé… y Countryman. Pero debían ir más allá y seguir compartiendo costes de desarrollo con las sucesivas evoluciones, y el paso siguiente era lógico, una familia de BMW sobre esa misma plataforma de tracción delantera, naciendo así los Serie 2 Active Tourer y los actuales BMW Serie 1, BMW X1, BMW X2 y BMW Serie 2 Gran Coupé. ¿Qué tenemos a cambio? Pues cosas como un MINI John Cooper Works GP por un lado, y por el otro que BMW sigua produciendo juguetes como los M2, M4…

Lamborghini ha necesitado tres años para fabricar 10.000 Urus, y tres veces más de tiempo para el mismo número de Aventores.

Podríamos seguir analizando más casos, como por ejemplo el del Lamborghini Urus, el SUV de la marca del toro que en unos tres años ha conseguido vender más de 10.000 unidades, habiendo necesitado el Aventador tres veces más de tiempo para alcanzar esa misma cifra. De hecho, en lo que va de año en España se han vendido 22 Urus, 7 Huracán y 2 Aventador. ¿Quién se extraña ahora de que exista un Aston Martin DBX o un Maserati Levante?

97
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Formentor 1.5 TSI 150 CV: ¿CUPRA o SEAT?

Todo esto nos lleva ahora a la última herejía cometida en el sector, que no es otra que exista un CUPRA Formentor con un 1.5 TSI de 150 CV por menos de 30.000 €, y es que a CUPRA (Cup + Racing), se le presuponía que iba a fabricar SEAT hipervitaminados con dosis extra de potencia, y que ese modelo debería llamarse SEAT Formentor 1.5 TSI. Puede que sí, o puede que no, pero lo que está claro es que si queremos conducir un Formentor, ya sea el de 150 CV o el de 310 CV, deberán existir ambos (y todas las demás versiones que están en camino), pues al contrario de lo que sucede con el León, CUPRA ha de rentabilizar el desarrollo y puesta a punto de su nuevo modelo, además de las numerosas y carísimas matrices de estampación, moldes de inyección…

En resumen, en pleno 2020 es necesario que las marcan apliquen eso de “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros”, dando el necesario paso hacia la producción a gran escala y globalizada con el fin de reducir costes, rentabilizar inversiones… siempre y cuando sigan manteniendo su seña de identidad en al menos un solo modelo de su gama. Que llegó a existir un SUV de Porsche con motor diésel, ¿qué más da si eso ha permitido seguir fabricando el 911 Turbo? Que existe un BMW de tracción delantera con tres cilindros, ¿qué más da si eso ha permitido crear el BWM M2 CS? Y lo mismo sucede con el CUPRA Formentor, pues mientras estés conduciendo la versión de 310 CV dudo mucho que te acuerdes de ese 1.5 TSI que ha permitido que estés con una sonrisa en la cara.

Que exista un BMW 118i de tres cilindros y tracción delantera es el peaje a pagar por poder conducir coches como el BMW M2 CS de 450 CV. ¿Es asumible? Yo creo que sí.