Skoda Rapid

El equipo de Skoda ofrece una berlina con una buena calidad constructiva y un diseño agradable pero con una ventaja fundamental, su bajo precio. El segmento de las berlinas compactas low-cost está en constante crecimiento, y el Grupo VW no se puede permitir abandonar esta lucha.
El Skoda Rapid se postula así como una alternativa más a modelos como su primo-hermano el SEAT Toledo o el francés Citroën C-Elysée.

Diseño del Skoda Rapid

El diseño de la carrocería del Rapid de Skoda corresponde a una típica berlina de tres volúmenes, con un tamaño global bastante recortado. Las líneas generales nos transmiten una sensación de seriedad y simplicidad, muy al estilo alemán. El frontal destaca por su parrilla, bien integrada en el plano superior del morro, con los grupos ópticos flanqueándola.
En el interior nos encontramos un salpicadero de líneas rectas, en un plano prácticamente vertical, que transmite, no obstante, una buena sensación de calidad. El habitáculo está lleno de componentes compartidos con otros modelos del Grupo VW, algo que no supone un impedimento para encontrarnos cómodos rápidamente.

Skoda Rapid

sensato y honesto

Espacio a raudales

Si por algo destaca el Rapid es por su espacio interior. Si bien el habitáculo es capaz de acoger con comodidad a cuatro adultos y un niño, el punto realmente fuerte del modelo checo es su inmenso maletero, que cubica nada más y nada menos que 550 litros, apenas 40 litros por debajo de lo que ofrece su hermano mayor, el Skoda Octavia .
Y es que el Rapid ofrece como elemento diferenciador un portón trasero de apertura completa para dar acceso al espacio de almacenamiento, algo que facilita enormemente la tarea de carga y descarga de bultos, especialmente cuando éstos son voluminosos.

Funcionalidad y coste

El Rapid defiende la esencia de un coche pensado para un propósito muy claro, ofrecer un vehículo con espacio sobresaliente, motores suficientes y precio ajustado. El Rapid se distancia de lo que se puede considerar como berlinas Low Cost ya que aunque no ofrece acabados de gran calidad o equipamiento de última generación, es un automóvil honesto en su oferta y su posicionamiento y está por encima de otras berlinas cuya máxima no es otra que la reducción de costes para ser ofertadas a precios muy bajos.

Versiones del Rapid

La gama del Skoda Rapid se articula en torno a 3 niveles de acabado: Active, Ambition y Style. La oferta de equipamiento no permite disponer de las últimas tecnologías en asistencias a la conducción o infoentretenimiento, pero por contra ofrecen un abanico de posibilidades suficiente. El acabado Active, el más asequible, cuenta con una mínima dotación, lo que obliga a mirar en el catálogo de opcionales o en el resto de acabados para optar a mejoras en confort, seguridad y multimedia.

Motores del Skoda Rapid

La oferta de propulsores del Skoda Rapid ha ido sufriendo diversas variaciones con el paso del tiempo. A día de hoy son tres las versiones gasolina distribuidas en un motor 1.0 TSI de 3 cilindros con 95 y 110 CV de potencia y un 1.4 TSI de 4 cilindros y 125 CV.

En diésel son dos las opciones, un 1.4 TDI de tres cilindros con 90 CV y un 1.6 TDI de 116 CV, ya de cuatro cilindros. Dependiendo del propulsor podremos optar por cambios manuales de 5 y 6 relaciones o bien por la archiconocida tecnología DSG con cajas de 6 y 7 velocidades.

Skoda Rapid