Lo mejor del 2008: Tuning

 |  @omiguel  | 

La personalización de automóviles, más conocida como tuning), ha estado muy presente durante este pasado año 2008. Lo cierto es que es un segmento en alza debido a diversos motivos, entre ellos el hecho de que cada vez más se busca un toque diferenciador y personal para cualquier propiedad y ahí se incluyen los coches.

Cuantificar el grado de penetración del tuning en nuestro país es muy complicado debido a la enorme cantidad de preparadores, a la multitud de exportaciones de otros continentes, etc. Obviando este detalle, lo cierto es que en Diariomotor hemos estado atentos a numerosas preparaciones de casi todos los segmentos, por lo que resumir con detalle lo mejor del 2008 en tuning es complicado. Así que mejor seleccionamos lo más llamativo según una clasificación:

Preparaciones serias.

Muchas marcas automovilísticas tienen sus propias personalizaciones, algunas de ellas muy famosas, o cuentan con un preparador asociado para crearlas. Este año ha habido algunos renovaciones, nuevas creaciones y algunos modelos que permanecen a lo largo de los años como grandes preparaciones.

Mercedes SL 63 AMG

Mercedes-Benz y AMG.

AMG una rama que se desprende de Mercedes para hacer preparaciones deportivas de sus modelos. Este año hemos visto la renovación del SL 63 AMG, el coupé descapotable de 2+2 plazas con un suculento kit aerodinámico y 525 CV desprendidos por su motor V8 de 6.2 litros pero no ha sido la única, pues la berlina de cuatro puertas CLS también ha ganado su 63 AMG, proponiendo unos 540 CV con los ocho cilindros situados debajo del capó.

Mini Cooper S y Clubman Cooper S John Cooper Works

Mini John Cooper Works.

Juntar las palabras Mini y John Cooper Works significa básicamente dos cosas, la exclusividad de un abundante paquete de equipamiento y la mayor potencia que “de serie” se le aplica a los modelos de esta firma dependiente de BMW.

Nueva aerodinámica, una inédita combinación de colores, numerosos detalles originales y varias mejoras mecánicas se disponen para el Mini Cooper S o el Mini Clubman Cooper S. La potencia la dispone un 1.6 litros turbo gasolina de las versiones “S” potenciado hasta los 211 CV.

BMW Serie 3 Performance

BMW Performance.

Más o menos como en el caso familiar, la alemana BMW da un pasito más con su gama “Performance”, disponiendo una amplia lista de recambios que potencian especialmente la deportividad pero que no olvidan decorar los modelos agraciados, el Serie 1 Performance y el Serie 3 Performance, con mejorados frenos, suspensiones, aerodinámica o calidad de los interiores, con la abundancia de la fibra de carbono en estos dos últimos.

Fiat 500 Abarth

Fiat y Abarth

Un preparador “de la tierra” y un clásico en la competición, como lo es Abarth, junto a los coches de Fiat. El resultado son preparaciones de infarto, para ser “oficiales” claro está, y que destacan por combinar habitualmente el blanco, el gris y el rojo así como por obtener una relación tamaño/peso/potencia bastante deportiva. Hasta ahora las creaciones más importantes han sido las del Grande Punto Abarth, con 155 CV de potencia, y el 500 Abarth, con 135 CV.

No cortos con eso, también han sacado versiones con “todavía más”, como el Grande Punto Abarth SS, con nada menos que 180 caballitos bajo los mandos, el 500 Abarth SS, un pequeñín con 160 CV, y el más bruto, el 500 Abarth Assetto Corse con una caballería de dos centenas.

Ford Mustang Shelby GT 500

El gran Mustang

Faltarían muchos otros por cubrir pero prefiero terminar esta lista de “serios” con una de las preparaciones que más me ha gustado en este año, aún teniendo en cuenta que se presentó oficialmente justo a finales del 2008: el Ford Mustang Shelby GT 500. Las versiones coupé y cabriolet de la “serpiente” han llegado más fuertes que nunca, con un estilo siempre particularmente deportivo y una mirada felina muy elegante. Además sigue siendo un fornido V8 de 5.4 litros, con el que todos sus fans se deleitan, y que con una “sobrecarga” brama en potencia hasta los 514 CV.

Preparaciones ultra-caras o lujosas

Aquí entran aquellas preparaciones en las que se usan materiales caros o que resultan enormemente caras, sean “personalizadas” o no. Es difícil quedarse con lo más interesante pero hemos visto varios trabajos “dorados” como el Fiat 500 en oro (conocido como Pepita), un Porsche 911 Cabriolet brillante o incluso un Toyota Camry de 24 kilates. También ha habido sitio para la plata, como el Silver Ferrari 599 GTB Fiorano , o sino simplemente con acabado espejo-Veyron.

Hay un Bentley muy especial en color rosa, el GTC de Paris Hilton que es personal y caro, casi tanto como el Rolls-Royce Drophead Coupé de David Beckham. Con el toque profesional, de auténtico lujo y con diseño (e imposibles de ver) hay que darle un lugar al Bugatti Veyron Par Hérmes o para los Maserati A8 GS Berlinetta Touring y Quattroporte Bellagio Fastack.

Por último merece la pena recordar la elegancia de un BMW muy exclusivo y que viene con un viaje por toda Europa bajo la rueda el brazo, el Serie 7 Neiman Marcus.

Preparaciones ecológicas.

En el tuning también hay lugar para buscar la eficiencia, gastar mucho menos combustible y ser algo más ecológicos, dentro de lo que cabe. En este caso es difícil ver a grandes marcas detrás y suelen ser preparadores pequeños, incluso únicamente una persona, los que se encarga de hacer grandes trabajos más “efectivistas”.

Durante este año 2008 hemos podido comprobar que estas transformaciones ecológicas no sólo afectaban a vehículos pequeños, como el caso del Getz eléctrico o el Golf III a pilas, sino que hay lugar para otros como el electric Porsche Cayman de RUF. Incluso un clásico como el Mustang sirve para hacerse menos derrochador, con dos ejemplos claros: el Mustang Tjaarda EVX, con sabor americano, propulsión eléctrica y casi casi la porte de siempre, o el GPL Mustang, verde, rápido y algo menos contaminante.

En motos ha habido dos “conversiones” interesantes, la GreenFly LG que funciona con GPL, gas de petróleo licuado, o el Proyecto Backyard, en el que básicamente un tipo convierte una Ninja 750 para que funcione con baterías eléctricas. También hay extremos claramente, como el Nissan Altima Hot Rod Hybrid, una preparación esta berlina para pisar bien el acelerador sin un consumo desorbitado, o el Autolabo Toyota Prius. El compacto híbrido adquiere frondosos paneles y otros retoques pero no para verse mejor, sino para ofrecer menos resistencia al viento.

Los refritos: adiós a la carrocería, suma y sigue y ¿en qué demonios estaba basado?.

¿Cómo se puede clasificar algo inclasificable? Pues por ejemplo con las frases del título. Por DM hemos visto extravagancias a lo largo y ancho de este universo mundo, y los “refritos” los podríamos re-clasificar en:

Algo más o algo menos.

La Isuzu V8 era un “bruto” todoterreno hasta que llegó un extraño señor y decidió que dos ejes no eran suficientes, así que se creó la pick-up de cuatro ejes, aunque es difícil saber si era para llevar a más cabras que antes o no. Un “poco más” también tiene el Volvo S1800 Party Edition (bautizado así por mí), una berlina ahora todoterreno y con luces de atracción, o un clásico entre los clásicos, el coche fantástico con el Pursuit Mode activo (es decir, más trastos en la carrocería), o la lumsina Smart Fortwo. Con un poquito más también se hace un VW Santana gaviota. En el lado de “algo menos” vimos por ejemplo el Prius descapotable, y si pensamos en “menos valor” podríamos citar al Audi A9.

Origen desconocido.

¿Una Volkswagen Bus recortada? Lo supimos al leerlo de la fuente original, difícilmente al verlo. También en el 2008 alguien se tomó la molestia de mezclar el Batmóvil con el Fortwo, para que nos costara saber ante qué “cosa” estábamos, además de combinar deportivos como quien cubre la lotería. Con este Prius extremo cuesta bastante saber de donde partía, sobre todo si vemos el interior “departamento de televisiones”.

Pero en el punto más doloroso se encuentran tres clásicos destrozados: el Volksbaru (un pobre Escarabajo con toque de Subaru), el Porsche remix o el Scythe Mustang, personalmente la mayor aberración de todas.

Brutos en potencia.

Los que aumentan su por encima del 100% de la original se pueden considerar “brutos”, a pesar de que estén convenientemente adecuados a su nueva “caballería”. La guerra de potencia está muy presente en el tuning, también conocido como el movimiento y yo más.

Quizás las preparaciones que más “asustan” son las que explotan enormemente la potencia de coches pequeños, desde compactos a berlinas. Un Seat Ibiza de 356 CV parece salirse de la lista de coches medianamente seguros, al igual que un Mini Cooper ABF con 650 CV y estoy seguro de que pocos subirían al Volvo XC90 Gatebil, un taxi “familiar” con casi 800 CV. En definitiva hay trabajos de enorme potenciación desde un superdeportivo como el Gallardo de 930 CV, un clásico como el Rolls-Royce Silver Shadow HEMI o dos berlina deportiva como el BMW M5 Hurricane, que ya alcanza los 367 km/h o el Audi RS4 TurboArt con 750 cuadrúpedos bajo el capó.

Las preparaciones para drags suelen ser las que más aupan la potencia de sus motores, y en ellas se encuentran el Skyline R32 de 985 CV, el Camaro F-Bomb, con 1.5 miles de caballos o el Porsche 9ff Dragster con 1.300 CV. Puestos a llegar a locuras de potencia, el Pontiac TransAm de Polly Motorsports está en lo más alto.

Los todoterrenos merecen una mención especial, aunque pequeña, pues por aquí ha pasado un Land Rover Dragster de nada menos que 800 CV, otro LR con 1.500 CV, gracias a un pequeño V12 de 27 litros de cilindrada, o el Patrol Dubai Edition con más un millar de equinos bajo el capó. El apartado de motos está más escaso pero hay alguna creación imponente como esta Radial Hell, con unos cuantos cilindros de más, y el de camiones también, aunque este diablo sobre ruedas vale por muchos.

Curiosidades a secas.

Hay preparaciones que cuesta trabajo encontrarles una clasificación, así que las vamos a dejar como curiosidades. Dentro de todo lo que no es habitual caben muchas cosas, pero hay algunas que sobresalen por encima de las demás. Y podríamos empezar con el taxi en forma de vagina, una forma de transporte en el que el pasajero puede hasta casi “renacer”. Quizás se debería llevar al premio al tuning más extravagante del año.

Tampoco hay que olvidar los divertidos y originales americanos que crearon los coches de choque para circular por carretera, como mínimo se merecen un aplauso por su creatividad y por hacer de mayores lo que muchos deseábamos de jóvenes. También es extraño ver un coche con ruedas de carro, como este Hummer carruaje.

De la gran China nos ha llegado alguna “copia” curiosa, que incluso alcanza a la descomunal moto-deportiva-cosarápida Dodge Tomahawk. Espero que no se les ocurra hacer una copia de este Cruiser Alien, toda una obra de arte sobre un coche que es todo arte. En el plano de curiosidades también entran los fans de los videojuegos, con por ejemplo el Lada versión Mario, o los de los Scalextric, con el bi-VW-Polo-bi-pista.

En Diariomotor (extra de tuning exagerado y feo): Los excesos del SEMA ShowLas 10 preparaciones de coches más feas

Lee a continuación: Lo mejor de 2008: compactos (Segunda parte)