Adiós con el corazón: 10 coches que quedaron en el retrovisor en 2018

 |  @sergioalvarez88  | 

2018 ya está llegando a su fin, y en este repaso que hacemos al año que dejamos atrás, es hora de recordar algunos de los coches que dejamos en el retrovisor. 2018 ha sido particularmente “sangriento”. Por una parte, han entrado en vigor disposiciones más duras de la normativa Euro 6, pero sin duda, el factor que más coches se ha llevado por delante ha sido el ciclo WLTP de homologación de consumos y emisiones. En muchos casos, el coste de actualizar al ciclo WLTP los motores y versiones no justificaba la continuidad del coche. Veamos qué 10 coches han quedado en el recuerdo en este 2018.

1) Volkswagen Beetle

El adiós del Volkswagen Beetle es una de esas despedidas dolorosas. Un nivel de ventas bajo y la veteranía del propio producto – fue lanzado al mercado en el lejano año 2011 – son los que motivan su despedida. Lo realmente grave es que el Beetle se va sin un sucesor a la vista, más allá de un enigmático boceto que nos hace pensar en un futuro eléctrico. El Beetle nunca estuvo construido sobre la plataforma modular MQB y su futuro podría pasar por convertirse en un coche eléctrico de aspecto neoretro. Sea como fuere, nos queda claro que el Beetle nunca volverá a ser el coche que ya conocemos.

Aún quedan unidades de stock del Beetle descapotable. Si quieres una unidad, no te lo pienses mucho o te quedarás sin ella.

2) Ford Focus RS

Cada vez que el Ford Focus RS nos abandona, nos invade una sensación de incertidumbre. Suele producirse durante dos o tres años, años en los que suele acaparar todo el protagonismo y convertirse en una de las referencias del segmento. El último Ford Focus RS ha sido memorable: ha disfrutado de un motor 2.3 EcoBoost de 350 CV de potencia, un sistema de tracción total con modo drift, cambio manual y una puesta a punto radical como pocas. Es uno de esos coches que siempre recordaré con mucho cariño. ¿Qué nos depara el futuro del Ford Focus RS? Los rumores hablan de cerca de 400 CV e hibridación.

Con 350 CV, el último Ford Focus RS ha sido uno de los compactos más deportivos y eficaces de la historia. Una joya.

3) Cadillac ATS

El Cadillac ATS fue lanzado en 2012 con el objetivo de luchar de tú a tú contra los Mercedes Clase C y especialmente los BMW Serie 3. El Cadillac ATS se ha vendido de forma oficial en Europa, pero sin una buena de red de distribución o motores diésel sus ventas han sido anecdóticas. Nunca fue un mal coche y las pruebas hablaban de una excelente puesta a punto, pero siempre he tenido la sensación de que le faltaba algo más de “intención” para poder competir con lo más granado de Alemania. El Cadillac ATS recibió un completo lavado de cara e incluso dispuso de una interesante versión Coupé.

Los Cadillac ATS-V estaban animados por un motor 3.6 V6 con doble turbo y 450 CV de potencia. Fueron dignos competidores para el BMW M3 y M4.

4) Opel GTC

Otro coche que nos ha dejado en 2018 ha sido el Opel GTC, inicialmente lanzado al mercado como Opel Astra GTC. El Opel Astra de tres puertas dejó de tener sentido en cuanto Opel lanzó el Astra K en 2016, configurado únicamente como compacto de cinco puertas. Desde entonces el Astra GTC pasó a llamarse sólo GTC, y no fue actualizado – era esencialmente un Opel Astra del año 2011 con un traje diferente. Desgraciadamente, el mercado de los compactos de tres puertas ha prácticamente desaparecido, algo de lo que su baja demanda comercial tiene la culpa. Una verdadera pena.

Fue el último Opel en disponer de una versión OPC, equipada con un motor 2.0 Turbo de 280 CV. Hoy por hoy, no queda ningún OPC en la gama de la marca alemana.

5) DS 5

El DS 5 fue el primer coche “exclusivo” en ser lanzado bajo el paraguas de DS. Aunque comenzó a venderse como Citroën DS 5, no era tan parecido a otros Citroën como lo eran los DS 3 y DS 4. En cierto modo fue un coche pionero, ya que combinó en una carrocería la filosofía de las berlinas, junto a trazas de crossover y monovolúmen. Con todo, nunca fue un gran éxito comercial, algo en lo que su elevado precio tuvo mucho que ver, junto a una imagen de marca aún difusa. Su lugar ha sido ocupado por el DS 7 Crossback, un SUV mediano con un posicionamiento mucho más claro y gran diferenciación con respecto a Citroën.

El DS 5 ha estado disponible con una motorización diésel híbrida Hybrid4, que ha compartido con los Peugeot 3008 o Peugeot RXH.

6) BMW Serie 3 GT

2018 no ha sido un año de experimentos comerciales. Y en cierto modo, el BMW Serie 3 GT era un experimento por parte de la marca bávara. El Serie 3 GT era el DS 5 de BMW, en cierto modo: una combinación original de berlina, monovolúmen y crossover. Pese a haber sido un coche ejecutado con calidad y una gama de motores muy variada, sus ventas no justificaban la continuidad de esta versión con el lanzamiento de los nuevos BMW Serie 3. La propia marca reconoce que era un producto de nicho, y no lo niega: la demanda de los BMW X1 y BMW X3 ha sido la que ha propiciado el fin definitivo del BMW Serie 3 GT.

En vez de fabricar versiones de nicho de la Serie 3, BMW ha pasado a fabricar SUV de nicho, como los X4 o X2.

7) Nissan Pulsar

El Nissan Pulsar es otra de esas despedidas que nos duelen. Nos duelen porque el producto no pudo desarrollar su potencial completo, en mi humilde opinión. La enorme pujanza de SUV compactos como el Nissan Qashqai canibalizaron sus ventas, y fue un coche al que le faltaba mucha personalidad. Con todo, cuando en su momento lo probamos, nos pareció uno de los compactos más cómodos, amplios y eficientes a la venta, aunque por otra parte fuera un producto realmente “soso”. También nos duele porque se fabricaba en las instalaciones de Nissan Iberia en Barcelona, dando trabajo a miles de empleados.

Un segmento muy competitivo y el constante acoso de los SUV compactos hicieron que el Nissan Pulsar nunca despegase comercialmente.

8) SEAT León SC

La actual generación del SEAT León está llegando al fin de su ciclo de vida comercial, pese a mantenerse líder en ventas en España en el segmento C y haber recibido constantes actualizaciones técnicas y tecnológicas. Hoy por hoy sigue siendo uno de los coches que recomendamos a todos los que buscan un compacto con una buena relación calidad-precio. La versión SC desaparece de la gama del SEAT León, no por su cercanía al fin de ciclo comercial, sino por el mismo motivo por el que han desaparecido los Audi A3 de tres puertas o los Opel GTC: una demanda casi inexistente por parte del público.

Todo apunta a que el próximo SEAT León de cuarta generación ni siquiera tendrá una versión de tres puertas.

9) Ford Fusion

El Ford Fusion es el mismo coche que el Ford Mondeo europeo, y el Mondeo no se ha dejado de vender en Europa. Pero el Ford Fusion sí merece estar en esta lista, y el motivo es que es el coche que representa la berlina generalista de Ford al otro lado del charco. Ford anunció que dejaría de vender turismos en Estados Unidos, dejando solo al Ford Mustang en su portfolio. El resto de coches serán crossover, SUVs y pick-ups. Una durísima reorientación comercial que marca un hito en la historia de la marca de Detroit: será la primera vez en décadas que la marca no venda una berlina tradicional.

Ford ha anunciado que en Estados Unidos el único turismo a la venta será el Mustang. El resto serán SUV y pick-ups.

10) Range Rover Evoque Coupé

Otra ausencia sonada de este 2018 ha sido la carrocería de tres puertas del Range Rover Evoque. Al igual que los utilitarios o los compactos de tres puertas, los SUV y todoterrenos de tres puertas son un producto de nicho puro y duro. Aunque productos como el Suzuki Jimny tienen sentido con una carrocería de tres puertas, las bajas ventas de la versión Coupé del Range Rover Evoque han propiciado que la marca dejase de venderlo. Con la llegada de la segunda generación del SUV premium británico se suprime la versión Coupé, pasando a existir solo en configuración de cinco puertas.

El Range Rover Evoque también ha disfrutado de una versión descapotable, que sí será relanzada en su segunda generación.

¿Qué otros coches se han despedido en 2018?

Esta lista recoge diez de las despedidas más significativas de este año 2018, pero eso no quiere decir que sean las únicas ausencias. Coches como el Ford C-MAX están en la cuerda floja, el Subaru WRX STI continúa su despedida casi en diferido y DS también ha dejado de vender su interpretación del veterano Citroën C4. General Motors también ha dado pasaporte a una importante parte de sus turismos, entre los que encontramos al Chevrolet Cruze o el Chevrolet Impala. El Opel Zafira también se ha ido para no volver, el Porsche 911 (991) ha dado paso a una nueva generación y por el momento no existen BMW M3 o BMW X5/X6 M a la venta.

Lee a continuación: El Volkswagen Beetle dirá adiós para siempre en Julio de 2019 con nuevas versiones especiales

El Volkswagen Beetle es un compacto de 3 puertas y cierto diseño coupé, disponible también en versión descapotable.

Ver todos los comentarios 3
  • ADN

    Algunos son crónicas de muertes anunciadas, otros como el DS5 son experimentos que aunque muy buenos, no terminaron de convencer al público.
    Hoy día apenas hay espacio para la berlina media generalista, en Europa toda plataforma de segmento B o C que no tenga 5 puertas esta destinada al fracaso.
    Y otros, como el Focus RS posiblemente tendrán continuidad, más que ventas del modelo son imágen y ayudan a vender versiones más básicas del mismo.
    Tristemente Cadillac sigue sin lograr una berlina mediana exitosa, fallan ahora con un excelente ATS, y fallaron hace casi ya una fallaron con el BLS.

  • F(Clemente)1

    El Focus RS ha sido brutal, y ha introducido en el mercado muchos conceptos que ahora otras marcas equipan, como el drift mode. Este RS ha hecho que me encante esta generación de Focus, cuando al principio no podía odiarla más. Necesito más coches macarras como este o el Civic en el segmento de hot hatch
    El Escarabajo es una verdadera pena que no funcione. A veces el mercado es imprevisible, y viendo como el 500 o el Mini funcionan muy bien, este modelo podría haber conseguido más. El 500 por ser más barato pero el Mini es igual en precio. Puede que una practicidad peor y quizás también New Beetle dejó una imagen mala del modelo.
    El Pulsar iba a ser el anti-Golf según Nissan, se le llenó la boca de buenas palabras, y ha sido más bien un bluff importante. El interior ya nació viejo y el exterior 3/4 de lo mismo. Nissan podría conseguir mucha más cuota de mercado con un compacto mejor realizado, más cercano al Micra en tecnología y diseño, y creo que el mercado lo aceptaría. Los SUV han quitado mucha cuota, pero el segmento de los compactos sigue fuerte.
    Por último el DS5 ha sido muy rompedor y es una lástima que no se haya valorado justamente, pero fue y sigue siendo un coche espectacular

  • Avg

    Os falta el Toyota avensis y el Fiat punto